30 de marzo de 2013 / 01:05 a.m.

Más de cien aficionados provenientes de Iztapalapa y Apatlaco, del Distrito Federal e Iztapaluca, Estado de México, pertenecientes a una barra, dieron hoy un recibimiento inédito al equipo Atlas, para su juego de mañana ante Cruz Azul.

Rojinegros, actual sublíder general del Torneo Clausura 2013 de la Liga MX, fue recibido con porras, música de tambores y mucho entusiasmo de este grupo de seguidores, quienes causaron sorpresa y alegría a los integrantes del cuadro tapatío.

Una hora antes del vuelo que trasladó al conjunto atlista, desde Guadalajara a la capital del país llegara, empezaron a reunirse los seguidores en la Terminal Uno del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).

La gran mayoría ataviados con diversas playeras con el escudo del conjunto tapatío, empezaron a reunirse y cantar cuando en las pizarras de la terminal aérea se notificó que el vuelo había aterrizado y esperaron que por la puerta de salida de Vuelos Nacionales, empezaran a aparecer sus ídolos.

El ex seleccionado Vicente Matías Vuoso y el guardameta chileno Miguel Angel Pinto, fueron los primeros en traspasar la puerta y en cuanto eso sucedió los aficionados se abalanzaron sobre ellos para pedirles autógrafos y tomarse fotografías, además de decirles que cuentan con su apoyo por el paso positivo que llevan.

Los escasos elementos policiacos que trataban de resguardar el orden fueron rebasados en su intento por contener a los aficionados, aunque estos tuvieron buen comportamiento, sólo pretendían estar cerca de sus ídolos, a quienes sólo pueden ver tres veces al año, cuando enfrentan a Cruz Azul, América y Pumas.

El mismo efecto se registró cuando salió el ex jugador atlista Rafael "Chiquis" García, ahora directivo del cuadro rojinegro, así como otros elementos como Luis Alonso Sandoval, el chileno Rodrigo Millar, Luis Robles, Lucas Emanuel Ayala y más.

Mientras los jugadores salían y de inmediato una sonrisa llenaba su rostro al ver el recibimiento, otro grupo de seguidores no cesaban de cantar "La Acade, la acade, la acade, la acade", en referencia al sobrenombre que este club recibió años atrás de La Academia, por su forma de jugar.

Dispuesto a tomarse algunas fotografías se mostró el técnico Tomás Boy, pero en cuanto los representantes de los medios de comunicación solicitaron una entrevista tomó camino y no se detuvo pese a la insistencia de reporteros.

Y el atacante Omar Bravo, autor de seis goles en el Torneo Clausura 2013 y quien mañana enfrentará a su ex equipo Cruz Azul, fue sacado por otra puerta, para evitar contacto con la prensa.

Notimex