6 de febrero de 2013 / 02:09 a.m.

Alfredo Gómez Flores, secretario de Seguridad Pública, argumentó que los militares retirados tienen los mismos derechos que los civiles ante la Constitución de integrar cuerpos policiacos.

Monterrey.- • Los policías con formación militar no son diferentes de los civiles y, si acaso, tienen la gran ventaja de que cuentan con entrenamiento y saben operar un arma, aseguró el secretario de Seguridad Pública, Alfredo Gómez Flores.

Al rechazar el término “militarización” para las corporaciones estatales y municipales, el funcionario enfatizó que aquellos que se dan de baja de la milicia son tan ciudadanos como cualquiera.

"Yo no entiendo eso de ‘tendencia a militarizar’; un militar tiene las mismas canofias que un civil en la Constitución: todos somos iguales, el hecho de que se haya retirado y siga trabajando con la policía yo no le veo nada de extraño.

"Por otro lado, si ya está entrenado en el manejo de armas, pues qué bueno, más rápido lo podemos tener en las calles", dijo.

Luego de que se revelara la numerosa presencia de ex-elementos castrenses en las corporaciones municipales y estatales, distintas voces se han pronunciado a favor de que las policías de proximidad estén preferentemente integradas por civiles.

Gómez Flores confirmó que existen 19 municipios en el estado que no cuentan con policías municipales, la mayor parte de ellos al norte de la entidad y con una población muy baja.

Además de las corporaciones federales, elementos de Fuerza Civil coadyuvan con el trabajo de vigilancia, pero de modo itinerante.

"No en forma permanente, sino entrando y saliendo, es una policía nueva, todavía sin los efectivos necesarios, tenemos que estar moviéndolos y jugando con ellos para cumplirles a la sociedad", dijo.

El general señaló que la presencia de Fuerza Civil, a pesar de ser pocos elementos, se siente también en el área metropolitana, apoyando la labor de las policías municipales y dando golpes certeros a la delincuencia común y organizada.

Daniela Mendoza