20 de febrero de 2013 / 12:15 p.m.

Tamaulipas • Tres personas lesionadas fue el saldo de la explosión de dos artefactos en las inmediaciones del palacio de gobierno de Tamaulipas, ocurrida la tarde de ayer en Ciudad Victoria.

A unos metros del estallido se ubica la sede donde despacha el gobernador priista Egidio Torre Cantú, quien al momento del incidente no se encontraba en su oficina, según se confirmó.

A través de un comunicado, el gobierno de Tamaulipas condenó los hechos e instruyó se de celeridad a la investigaciones que lleven pronto al paradero de los responsables, así como brindar todas las atenciones a los que resultaron lesionados.

La sede oficial de Tamaulipas, donde están ubicadas varias secretarías, así como el departamento de Comunicación Social, fue desalojada de inmediato, ya que el atentado ocurrió durante el horario laboral.

La Procuraduría de Justicia y la Secretaría de Seguridad Pública del estado informaron que “a las 18:30 horas de ayer se registró la detonación de dos artefactos en esa ciudad, con un saldo de tres personas levemente heridas y daños materiales a dos vehículos”.

El lugar del estallido fue ubicado en el cruce de las calles 15 y Juárez, en las inmediaciones del palacio de gobierno.

El primer reporte, las dependencias detallaron que “los artefactos fueron arrojados desde un vehículo que circulaba de poniente a oriente por la calle Juárez”, aunque no precisaron las características ni el número de tripulantes.

Una vez registrada esta situación, se activó el protocolo de seguridad implementado por los integrantes del grupo de Coordinación Interinstitucional, en el que participan elementos de la Sedena, Policía Federal y Policía Estatal Acreditable, así como policías militares en funciones preventivas.

Luego de los atentados, las autoridades estatales y federales acordonaron el perímetro del primer cuadro de Ciudad Victoria, donde se encuentra la sede gubernamental, mientras que personal de Protección Civil y la Cruz Roja atendieron a los heridos.

Esta es la segunda ocasión que un ataque del crimen organizado es vinculado con el gobernador de Tamaulipas; el primero fue el 5 de diciembre de 2012, cuando estalló una granada frente a la residencia oficial.

REDACCIÓN