24 de julio de 2013 / 06:36 p.m.

 Elementos policiacos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) reforzaron desde esta mañana la seguridad de la presidencia municipal de este lugar, donde anoche el alcalde Francisco Navarrete Conde logró ser sacado por sus simpatizantes, luego de permanecer varias horas retenidos por el grupo opositor a la ampliación de la autopista La Pera-Cuautla.

Miembros de la comunidad y miembros del Frente Pro Defensa de Tepoztlán se mantienen en la plaza principal de este poblado, en espera de que el alcalde arribe a sus oficinas y acuda con ellos a frenar las obras de ampliación de dicha carretera, como se habría comprometido la noche de este martes, antes de ser sacado de sus oficinas por policías vestidos de civil y algunos de sus seguidores.

""Estamos esperando alguna señal, pero lo único que vemos es la llegada de granaderos"", dijo José Contreras Maya, uno de los dirigentes del movimiento, quien aseguró que el resto de los opositores, así como alguna sección del poblado, decidirán más tarde qué hacer si el alcalde no llega para cumplir con su palabra. ""El se comprometió (a llegar), esperamos que cumpla su palabra"", dijo.

A través de su página de Facebook, el sector juvenil de este mismo Frente, aseguró que autoridades estatales están solicitando el reforzamiento de la seguridad en Tepoztlán con policías de municipios vecinos.

— DAVID MONROY