30 de abril de 2013 / 12:18 a.m.

Artur Mas, presidente de la Generalidad de Cataluña, a la que pertenece el circuito sede del Gran Premio de España, pretende centrarse en la afición extranjera para conseguir un mayor número de asistentes al evento de Fórmula Uno el próximo 10, 11 y 12 de mayo.

En la presentación de la 57 edición del GP en Cataluña, los dirigentes de la Generalitat se mostraron entusiastas con la idea de haber vendido hasta el momento 30 por ciento de las entradas previstas, con lo que esperan superar sin dificultades a los 81 mil asistentes al Gran Premio de 2012.

Asimismo, se está trabajando en promocionar la venta fuera del mercado nacional, con lo que se prevé 75 por ciento de asistencia de origen extranjero.

Con este porcentaje de aforo, Mas y Vicente Aguilera, responsable del circuito de Montmeló, esperan una derrama económica de 157 millones de dólares, lo que justificaría las inversiones en la carrera realizadas por la Generalitat, además de crear ocupación en la zona.

"Hay mucha actividad alrededor del Gran Premio y eso nos interesa mucho porque quiere decir que tendremos gente que tienen trabajo", aseguró el titular del autogobierno catalán.

Notimex