10 de febrero de 2013 / 06:21 p.m.

De acuerdo con las autoridades del Gobierno del Distrito Federal, al concierto asistieron aproximadamente 130 mil capitalinos.

 

Ciudad de México.- El reloj marcaba las 20:15 horas cuando la mecha de la noche fue encendida con la presencia de Mark Anthony quien inició el espectáculo denominado "2 grandes en el Zócalo" que el Gobierno del Distrito Federal organizó con motivo del Día de Valentín, próximo a celebrarse el 14 de febrero.

Con el tema "Valió la pena" el público fue agolpado con una carga de energía que el boricua tenia prevista para el arranque musical.

Cerca de 50 mil personas registraba el primer cuadro de la Ciudad de México, niños, jóvenes y adultos dispuestos a disfrutar del espectáculo que la pareja de artistas compartiría con los corazones mexicanos.

Lleno de energía Anthony siguió con su repertorio consiguiendo chispas entre el público, "Y hubo alguien", "Hasta ayer", "Volando entre tus brazos" y "Aguanilé" fueron interpretadas por los seguidores del artista, e indicó, hubo quienes no perdieron la oportunidad de sacar los primeros pasos de baile en la noche.

Sin duda Anthony estaba sorprendido ante la posibilidad de presentarse en un lugar tan peculiar, al aire libre y congregando a miles de personas, ya que por lo regular, este artista gusta de foros mucho más pequeños.

Con un espectáculo lleno de color y una sorprendente orquesta en vivo el artista deleitó a su público, para después hacer una pausa y agradecer.

"He visto muchas cosas en mi vida, ¡pero esto es increíble!", expresó con la voz entrecortada, y con una mirada atónita prosiguió a hincarse para besar el piso que lo recibía y posteriormente persinarse.

Con el tema "Y cómo es él" invitó a los intérpretes a corear sus temas, sin duda fuego y pasión se combinaban sobre el escenario.

Después de poco más de una hora de música Marc Anthony desapareció del escenario, el público había coreado y suspirado con temas como "Vivir lo nuestro", "Qué precio tiene el cielo", "Te conozco bien" y "Tu amor me hace bien", pero era momento de recibir a Chayanne.

Los primeros acordes de "Boom boom" provocaron chispas entre la multitud, pero definitivamente cuando el astro latino apareció se realizó la primera detonación.

Vistiendo completamente en color negro Chayanne comenzó a conquistar consultor sonrisa y su baile, el cual enloqueció de inmediato al llamado sexo de Eva, los gritos no se hicieron esperar y las muestras de cariño tampoco, cuando sobré todo osos de peluche gigantes se le hicieron llegar."Baila baila" continuó con el baile pero "Lo dejaría todo" comenzó con el romanticismo, aprovechando para dirigirse a sus fans.

"Desde que nací he estado vinculado con México y por eso quiero decirles que para mí es muy especial estar hoy en este lugar, el Zócalo. Todo esto se ha hecho para ustedes con mucho amor y cariño, así que pueden hacernos esta noche todo lo que quieran", expresó teniendo como respuesta todo tipo de gritos y piropos.

"Tu amor me dio en el centro" y "Lola" continuaron en el repertorio, invitando al público no sólo a disfrute de los movimientos y bailes sensuales del boricua sino también de los 8 bailarines, 8 músicos y los 3 coristas que lo acompañaban.

"Y tú te vas" fue quizá el momento que más disfrutaron las parejas presentes, quienes después de de esa interpretación recibieron una vez más a Marc Anthony, quien al lado de Chayanne interpretó "Un siglo sin ti".

"Estas cosas suceden en el escenario porque se hacen con amor. ¡Feliz mes del amor y la amistad!", expresó Chayanne.

"Tu boca", "Guajira" y "Salomé". Nuevamente Chayanne tomó la palabra y motivó a que la sociedad practique la tolerancia, realizando una llamada a su madre, padre, hermano o amigo si es que en algún momento, sin saber cómo, tuvieron fricciones.

"Si nos quedara poco tiempo" y "Salomé" organizaron la fiesta en la plancha del Zócalo capitalino, descargas fuertes de energía ocurrían en cada rincón del escenario, ya que el puertorriqueño bailaba por todo lo largo del escenario.

"Me enamore de ti", "Torero" y "Provocarme" anunciaban un final inevitable; sin embargo, una vez más el dueto boricua brindó un número más, generando verdaderas explosiones al intérprete dos de sus grandes éxitos en compañía, "Dímelo" y "Fiesta en América".

El reloj marcaba las 22:35 horas, y completamente satisfechos los presentes comenzaron a desfilar por las principales calles del Centro Histórico rumbo a sus casas.

MARÍA DE LOURDES TORRANO