21 de mayo de 2013 / 08:24 p.m.

El América está obligado a derrotar a Cruz Azul, no sólo por lo que significa su rivalidad, sino porque es necesidad imperiosa conquistar el Torneo Clausura 2012 de la Nueva Liga MX, reconoció el defensa Adrián Aldrete

"Por la grandeza del club, la obligación es el título, de nada vale la calificación, los goles de ?Chucho? (Benítez) sino conseguíamos algo más grande que es el campeonato para el equipo".

Indicó que aunque la Máquina fue letal en la serie frente a Santos Laguna, rechazó que esa situación se pueda repetir ante ellos, ya que América es muy diferente al conjunto coahuilense.

"Fue un equipo contundente, de muchos goles pero no tiene que ver con que vaya a ser así en la final, son rivales distintos, circunstancias distintas y el parado ya es distinto", estableció.

En conferencia de prensa en las instalaciones de Coapa, el jugador surgido de Monarcas Morelia negó que estos dos duelos se asemejen a los que vivieron en la temporada regular y en la Copa MX.

"Para nada, son dos torneos distintos, en la Liga ganamos en el Azteca, fuimos superiores y no va a ser igual el partido, es una final que se juega a matar o morir, son dos partido que cualquiera puede apostar a ganar o perder", abundó.

Finalmente negó que el hecho de regresar a una serie por el título signifique revancha para él, luego de la derrota que sufrió en 2009 cuando militaba con los michoacanos, frente a Pumas de la UNAM.

"Más que revancha es un objetivo más el estar jugando una final y es una ilusión grande para mí, ya estuve bien físicamente y el equipo está funcionando y mientras esté funcionando uno tiene que estar disponible para lo que Miguel (Herrera) requiera".

El cuadro azulcrema cerrará este miércoles su preparación de cara al juego de "ida" por la final del Torneo Clausura 2013 de la Nueva Liga MX, el próximo jueves a las 21:00 horas en el estadio Azul.

Notimex