25 de junio de 2013 / 09:58 p.m.

Ciudad de México • El ex gobernador de Tabasco, Andrés Granier Melo, no ha sido notificado de la acusación en su contra por defraudación fiscal, dijo su abogado, Eduardo Luengo Creel.

En entrevista radiofónica con Ciro Gómez Leyva, Luengo Creel explicó que solo conocen una de las dos órdenes de aprehensión contra el ex gobernador, libradas ayer por un juez federal.

"Conocemos una, que notificaron ayer hacia la media noche, y señalan la existencia de otra, pero formalmente solo conocemos la que corresponde a un delito grave, que es lavado de dinero".

"No hemos sido notificados, lo conocemos por boletines de la PGR", señaló.

Dijo que el lavado de dinero y la defraudación no pueden coexistir.

"Porque el lavado de dinero el origen del dinero es perfectamente legítimo, es la omisión del pago de impuesto respecto de una utilidad que puede ser gravable. El lavado de dinero tiene un origen ilícito y el químico no ha obtenido dinero de manera ilícita".

El abogado del ex mandatario explicó que cuando Granier Melo sea trasladado a Tabasco, una vez que su estado de salud se lo permita, la orden de arraigo quedaría sin sustento porque estará en un penal en Villahermosa.

El abogado dijo que no hay duda de que cuando Granier salga del hospital irá a la cárcel.

- ¿Cómo tomó la noticia el químico Granier?, le cuestionó.

"Era parte de lo que esperaba cuando tomó la decisión de venir a México. Él lo supo, estuvo consciente y tomó la decisión de venir".

"La estrategia no la definimos nosotros, la definió él en contra de los consejos de los abogados", dijo Luengo Creel.

Aseguró que el ex gobernador de Tabasco desea defenderse, de ser necesario en tribunales federales, por los delitos que se le imputan.

Reiteró que no hay pruebas que vinculen a Granier Melo con los delitos que se imputan.

Admitió que la resolución del caso será larga y quizá lleve todo el sexenio.

"Así son estos asuntos, a penas empieza la campaña", dijo.

Adelantó que esta tarde o a más tardar mañana, se le podría tomar su declaración a Andrés Granier en el Reclusorio Oriente.

En cuanto a la salud del químico, el abogado dijo que está estable, aunque preocupado.

Redacción