9 de diciembre de 2013 / 09:11 p.m.

Terminó la temporada de Rob Gronkowski, Ian Rapoport de NFL Media reportó que una resonancia magnética confirmó que el ala cerrada de los Patriotas sufrió desgarres de ligamento anterior cruzado (ACL por sus siglas en inglés) y medial colateral (MCL) en la victoria 27 a 26 sobre los Browns de acuerdo a una fuente que habló con el jugador.

Es un revés que deja a la ofensiva de Nueva Inglaterra sin su arma más valiosa y podría costarle a Patriotas la temporada. Nueva Inglaterra estaba en lugar 22 de la liga en puntos anotados sin Gronk pero se convirtió en uno de los ataques más interesantes al este de Denver cuando el atrapador de pases regresó de múltiples cirugías de brazo en la semana 7.

La ausencia de Gronkowski no puede sobre dramatizarse. El jugador cambió la manera en la que los equipos tenían que planear para New England. Su presencia en la alineación liberaba a Julian Edelman y Shane Vereen para hacer jugadas para un equipo que se consolidaba como el segundo sembrado de la AFC.

Los Patriotas siguen siendo una buena apuesta para descansar en la primera ronda, pero a partir de ahí nadie sabe qué pensar. Es demasiado pronto para descartarlos pero pocos jugadores significan más para el éxito de su equipo en el campo que Gronk. Una vez más no será capaz de ayudar cuando diciembre deje paso a enero.

Redacción