30 de agosto de 2013 / 07:00 p.m.

Tras quedar definida la fase de grupos de la Liga de Campeones el lateral izquierdo del Barcelona, Jordi Alba, reconoció que su equipo quedó ubicado en un sector bastante complicado debido a la calidad de sus rivales.

"Es un grupo difícil, ya que ante Milan y Celtic perdimos, y el Ajax siempre es un rival bueno al que le gusta jugar al futbol y es agresivo con el balón. Tiene buenos jugadores en ataque. Son rivales dificilísimos aunque es una ventaja conocerlos", valoró.

El internacional español añadió que desplegarán su juego en busca de no cometer errores para aspirar a la victoria "y así pasar como primeros. Y es que la máxima competición europea es de nuevo uno de los retos de esta temporada".

Cuestionado sobre la obligación del Barça para ganar la próxima Champions, el defensor de 24 años dijo que el objetivo es ganar todos los títulos posibles y la "orejona" es uno de ellos, "hace años que no se gana y tenemos ganas, como el resto de títulos en juego".

Por otro lado, se refirió al siguiente compromiso del cuadro blaugrana cuando visiten a su exequipo Valencia, en el estadio Mestalla, y valoró que no deben confiarse por los malos resultados que han obtenido los "ches" en esta campaña.

"Acabamos de empezar la Liga y no me parece normal criticar a un equipo. Estoy seguro de que ellos saldrán con más ganas contra nosotros. He estado tres años allí y siempre que enfrentan al Barça, tanto afición como jugadores y entrenador se lo toman como una final".

Finalmente, dijo que el equipo donde milita el mexicano Andrés Guardado llegará con la motivación de sobreponerse a lo sucedido en Cornellá-El Prat el pasado fin de semana cuando perdieron 3-1, "se lo van a tomar muy en serio y saldrán por todas, más después de lo que pasó el otro día en el campo del Espanyol".

Notimex