VÍCTOR SALVADOR CANALES
27 de agosto de 2013 / 03:31 p.m.

Monterrey • Este lunes, trascendió que un grupo de representantes de la sociedad integraron un frente común para exigirle a la alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes Cervantes, que cumpla con su responsabilidad al frente de la comuna regiomontana y haga a un lado su promoción política rumbo al proceso electoral del 2015.

 

Al frente de este organismo se encuentran presidentes de los colegios de abogados, abogados litigantes, un centro de métodos alternos y un grupo de psicólogas que atienden el tema de la violencia familiar.

 

El titular de la agrupación social Haz que Suceda, Candelario Maldonado, ex regidor de Monterrey, opinó que la alcaldesa está en todas partes menos en donde le corresponde, la alcaldía.

 

En ese sentido, la munícipe ya rebasó por mucho al resultado de la administración que encabezó Adalberto Madero, estimó.

 

“En la instalación de este Frente Común de Ciudadanos, se hicieron observaciones en el sentido de que prácticamente se encuentra Monterrey en el abandono”, subrayó.

 

Agregó Maldonado que no es posible que Arellanes se ande “placeando”, primero en Juárez, después en Ciénega de Flores y en los sitios a donde su partido la convoque.

 

En la conversación, el tema que se generalizó fue que este grupo aprecia un abandono en las plazas públicas de toda la capital de Nuevo León y también la reducción en el número de oficiales que integran la Secretaría de Vialidad y Tránsito de Monterrey, que deben ser más, en lugar de menos, consideró Maldonado.

 

“Margarita se debe quitar la camiseta de precandidata, y cumplir con su ofrecimiento de atender los asuntos de la ciudad que requiere más y mejores servicios públicos y obras”, destacó el ex regidor.

 

El llamado es urgente para que la alcaldesa asuma su responsabilidad y se ponga al frente de la administración, en lugar de distraer su tiempo.

 

“A un alcalde, como también al gobernador y los diputados, sean locales o federales, se les elige para que sus funciones sean de tiempo completo, no de semana inglesa de cinco días”, concluyó.