30 de noviembre de 2013 / 04:34 a.m.

La cita fue a las 15:00 horas en las carnes en su jugo Qué Pachó, un establecimiento ubicado por avenida Naciones Unidas, a unos 15 minutos del Atlas Colomos. Ahí, Gustavo Guzmán se citó con los 'pesos pesados' de los grupos de animación del Atlas.

Guzmán, alto ejecutivo de Televisión Azteca, escuchó a los aficionados, intercambió puntos de vistas y les ofreció certezas sobre el futuro de la institución. La petición general de los presentes, al emisario de Grupo Salinas, fue "no más jugadores ni directivos con pasado en Chivas".

"Estamos empezando de abajo para arriba, no de arriba para abajo, y pedí a mi gente que nos reuniéramos con la porra porque su información es vital para ahorita que estoy planeando; la idea del grupo es entrar a rescatar al Atlas, y para poder hacerlo hay que preservar sus tradiciones y agarrarse de la mano de la gente que siempre lo ha favorecido", señaló Guzmán.

Gustavo Guzmán tiene apenas un día en la ciudad, pero ya se dio tiempo para conocer las instalaciones de Colomos, y antes de anunciar a sus técnico, que sería Tomás Boy, afirmó que esperan la anuencia de la asamblea de socios de la Federación Mexicana de Futbol.

"Desde anoche estoy acá, he tenido varias actividades no públicas, está es la única pública, hemos tratado de no salir mucho a los medios porque nos falta la parte más importante, que será el lunes cuando le pidamos a los socios de la Federación que nos permitan, porque como ya lo saben tenemos otro equipo y la tendencia de la Liga es que haya unipropiedad. Estamos solicitando a los dueños de los equipos que nos permitan hacer esto y que nos dejen hacer una excepción, debido al estado tan crítico que tenía el club. Si no hacemos esto, el club puede desaparecer, el dinero que es tan necesario, el equipo no lo tiene. Nada más imagínense, ayer que volvieron los jugadores y teníamos un adeudo de tres meses; empezar a remar contra esa corriente sin dinero fresco, como estamos aplicando, pues lleva al caos. El equipo sigue en riesgo de descenso".

¿Cómo han sido estos días de integración con la gente de Atlas?

"Todo muy padre, con toda la gente que he hablado me han dicho cosas esenciales como preservar el atlismo, no revolverlo con las Chivas, me platicaban del tema de Omar Bravo, quien fue muy difícil de digerirlo; por ahí alguien me dijo que prefería que el Atlas descendiera a que se salvara con goles de Bravo, a ese grado es el amor a la camiseta. Qué más podemos pedir, los jugadores se consiguen, pero una afición así es difícil de conseguir".

JESÚS HERNÁNDEZ