9 de mayo de 2013 / 12:30 a.m.

Monterrey.- • El alcalde de Guadalupe, César Garza Villarreal debe de cumplir con los pagos que correspondan derivados de adeudos de la administración municipal, sin importar que esos pasivos hayan sido heredados, consideró el regidor petista, Rogelio Benavides Pintos.

El funcionario lamentó que la administración municipal se niegue a cubrir adeudos que tiene y que afectan el servicio médico para los trabajadores.

Comentó que se deberá revisar las causas por las que clínicas particulares ya no fungen como proveedores del Municipio, y en su lugar sólo quedó el Hospital Universitario, ya que a los trabajadores de todas maneras les rebajan sus aportaciones para el servicio médico.

"Es importante ver la situación de las clínicas particulares porque es una obligación de nosotros a los trabajadores del municipio tenerles un buen servicio médico y si esto, un adeudo implica que haya falta de medicamento, pues es delicado, tendríamos que checar el tema, sabemos que hay adeudos con algunas empresas proveedoras de medicamento, hay que ir saldando poco a poco como se ha ido saldando el problema, en este caso de la basura", dijo.

"A los trabajadores e igual inclusive a nosotros como regidores, de nuestra nómina, en nuestro talón viene una deducción del servicio médico, lo cual no es tan poquito, es un buen porcentaje y creo que como empleados que somos y servidores públicos tenemos que tener el servicio que estamos pagando y que nos merecemos", declaró.

Mencionó que si la deuda se contrajo en esta o en otra administración, los proveedores no tienen la culpa.

"La deuda es de una administración, es de un Municipio, cada vez que se va como hay comodatos por muchos años o concesiones y todo se tipo de cosas, son por años y por años y es una institución, no es una persona, así como nosotros vamos a dejar también pasivos y deudas para la próxima administración que venga, es la obligación del que llegue pagar, es como un ejemplo", comentó.

Ex empleado revela condicionesPor su parte Juan Enrique Cisneros, ex empleado de la clínica municipal de Guadalupe, reveló las pésimas condiciones en las que siempre ha operado este organismo.

Comentó que antes, en administraciones como la de Ivonne Álvarez y Cristina Díaz, recibían atención médica en hospitales particulares como uno denominado Centra, y la atención era buena, pero las cosas cambiaron ahora, para mal, ya que las clínicas privadas fueron cambiadas por el hospital Universitario también conocido como el Hospital Civil.

"Antes nos mandaban aquí, aquí está mejor la atendida y todo. Ahí no sabría que decirle (Hospital Universitario) pobres trabajadores, a donde los están mandando ahorita, pues no, en el Civil también está pésimo.

"Ahí el Civil, está mejor aquí 100 por ciento está mejor aquí (en el hospital Centra)", reiteró.

RICARDO ALANÍS