— MARILÚ OVIEDO
9 de enero de 2013 / 02:04 p.m.

Guadalupe  Aunque hace unos meses el municipio de Guadalupe aseguró que ya contaba con medicamentos para dar atención en la clínica municipal, algunos ciudadanos mostraron su inconformidad por el faltante de este y otro material.

A principios del 2012 también se denunció el desabasto; a mediados del año, pasó lo mismo, y aunque en ese entonces el alcalde Carlos Rodríguez, “surtió” el lugar tal parece que no fue suficiente.

Quizá la falta de recursos, tras retirarse del cargo la ex edil Ivonne Álvarez sea el principal motivo por el que no se ha atendido el tema.

Sin embargo el compromiso de la clínica, según lo marca en su página Web es proporcionar servicios sociales a sus derechohabientes, la institución tiene el concepto moderno de dar seguridad social, al vincular la salud con actividades educativas, propiciando la participación comunitaria en programas de preservación y cuidado de la salud de sus afiliados en este municipio.

Usuarios denunciaron el faltante en dicha institución médica, y es que tienen que acudir hasta más de dos veces a la semana buscando el producto, sin tener respuesta.

Algunas son personas de la tercera edad quienes cuentan con pocos recursos económicos y se les complica ir al lugar.

La señora Ramona Torres, es una de las afectadas, pues tiene que trasladarse desde el municipio de Apodaca, en busca del medicamento para su hija que padece de una enfermedad cerebral.

Preocupada platicó que sólo le dieron la mitad de lo que requería, pero la medicina es de vital importancia para poder atender a su hija de 32 años de edad.

“No es la primera vez que me falta, la otra vez antes de navidad también me faltaron dos medicamentos, me dicen que no están surtiendo “, contó la señora de 57 años de edad.

“Si no lo toma, se me descontrola y batallo con ella, me parece mal que no tengan el medicamento, yo pensaba ir hasta gobierno para quejarme porque mañana tengo que venir otra vez haber si tienen y gastar en camiones”, dijo.

Doña Ramona comentó que no puede dejar sola a su hija y cuando acude a clínica lo hace mientras su esposo la cuida, por lo que exigió a las autoridades municipales encabezadas por el alcalde César Garza Villarreal, atender el tema.

“Queremos que nos surtan el medicamento, porque nos vamos a medias, no se vale queremos que el alcalde ponga atención”, expresó.

Algunos afortunados lograban conseguir medicamento, pero la mayoría salía con algún faltante, incluso una pareja tuvo que ir a otra farmacia a buscar jeringas y ampolletas, ya que en la clínica no había.

“Nos gastamos más de 16 pesos, pero nosotros no tenemos dinero. Pa´uno que tiene necesidad no hay las cosas, uno con sacrificio viene a consultar, porque ahorita él (su esposo) es el principal y ya no trabaja en la casa; tenemos que pagar el carro (taxi) para venir e irnos porque en el camión ya no puede andar, ya está perdiendo la vista también”, contó una señora quien sólo se identificó como María.

Ella llegó con su esposo quien se encuentra enfermo de bronquios y esperó por más de media hora ser atendida.

La clínica en donde están afiliados los empleados del municipio, se encuentra ubicada sobre Juárez, casi en su esquina con 5 de mayo, en la colonia Guerra.

Estas personas tienen que esperar con receta en mano, el día en que por fin puedan obtener en su totalidad el medicamento que necesitan.