— ABELARDO LUZANÍA
7 de agosto de 2013 / 02:32 p.m.

Reconocida como una influencia para quienes gustan de la música mexicana, Guadalupe Pineda continua con esta ardua labor al presentar un nuevo material discográfico grabado en vivo en el Palacio de Bellas Artes.

""Es el segundo volumen de los conciertos que di en Bellas Artes, dos conciertos agotados con una asistencia increíble, llenos totales y aplausos de pie. Me sentí muy contenta por este reconocimiento que me hizo el público"", reconoció la intérprete.

Buscando reinventarse dentro del género mexicano, la cantante originaria de Guadalajara decidió darse la oportunidad de incluir en su nuevo repertorio un tema pop compuesto por Franco de Vita que pudo moldear a su tradicional estilo.

""Me di el gusto de interpretar ‘Tú de qué vas’, es una canción que me dice mucho y que disfruto mucho cuando la canto. No sé si Franco de Vita lo ha escuchado o no, pero mi versión es muy distinta a la de él; la mía tiene una rubrica muy especial. El arreglo lo hice en Los Ángeles y quedó hermoso"", contó Pineda.

Sin importarle que sus temas suenen moderadamente en algunas estaciones de radio o bien, no suenen en ninguna, Guadalupe Pineda considera que su carrera esta basada no sólo en la fama, sino en la vocación.

""No necesito tener un éxito en el radio para que la gente me recuerde, asista a mis conciertos. No depende de una moda, eso es lo mejor, el prevalecer en el gusto de la gente"".

Preocupada por el futuro de las nuevas generaciones que intentan abrirse un camino dentro de la música, Guadalupe Pineda les pide no tomarse con tanta seriedad la popularidad que puedan conseguir con un sólo tema, al contrario, aconseja que sigan demostrando de lo que están hechos.

""Es peligroso si te engolosinas con la fama o la moda. Tienes que pensar en que tu corazón sea de verdadero intérprete, de verdadero cantante. El verdadero trovador trae en el alma tatuada las canciones y tienes necesidad permanente de cantarlas. No de colgarte de una moda para darle gusto al público nada más, tienes que ser fiel en lo que tú siempre has sido"".

Aunque acepta que en este país el público suele ser malinchista al preferir, en ocasiones, la música extranjera sobre la mexicana, la intérprete confía en la situación cambie al percatarnos de lo admirada que resulta nuestra cultura en el extranjero.

""En efecto, yo trato de llevar la canción mexicana a todas partes en donde he tenido oportunidad de trabajar, en muchos países a los que he llevado la música mexicana con gran orgullo"", expresó. ""Cuando sales del país es tan maravilloso como que hay mariachi en todas partes del mundo, en Japón, en Colombia. A mí me tocó trabajar con mariachis franceses, me ha tocado ver como a la gente le encantan los boleros, como aman nuestra música"", puntualizó.