17 de noviembre de 2013 / 05:52 p.m.

Por sus calles, callejones, túneles y santuarios, la ciudad de Guanajuato es un destino obligado para todo aquél que visite el centro de México.

 

Guanajuato.- Con dos ciudades Patrimonio de la Humanidad -Guanajuato y San Miguel de Allende- el estado busca consolidarse como el principal destino cultural mexicano.

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco por sus siglas en inglés) define a un Patrimonio de la Humanidad por su importancia cultural, y bajo este distintivo permite preservar la cultura, la historia y las tradiciones de la humanidad.

El secretario de Turismo estatal, Fernando Olivera Rocha, destacó que entre sus calles, callejones, túneles y santuarios, la ciudad de Guanajuato es un destino obligado para todo aquél que visite el centro de México.

La ciudad destaca como escenario ilustre de la Independencia nacional y centro universitario de la cultura y las artes.

Declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1988, la capital guanajuatense es un atractivo turístico que reúne las tradiciones mexicanas con la cultura novohispana.

El presidente municipal de Guanajuato, Luis Gutiérrez Márquez, recalcó su compromiso con la industria turística y la concurrencia del esfuerzo de los prestadores de servicios.

"La nueva política es cambiar la postura para una mejora en la atención a nuestros visitantes; recordemos que Guanajuato es el destino cultural de México", acentuó.

En sus alrededores se pueden visitar atractivos como el Santuario de Atotonilco, un templo novohispano considerado monumento artístico excepcional, por sus murales del siglo XVIII.

San Miguel de Allende y el Santuario de Atotonilco fueron declarados Patrimonio Mundial por la Unesco en el 2008.

Así también, fue galardonada con el primer lugar mundial de la clasificación anual "Top 25 cities of the world", primera vez que una ciudad mexicana recibe un nombramiento como la número uno del mundo, de acuerdo a una de las editoriales de viajes más importante a nivel mundial, Condé Nast Traveler.

La ciudad recibió el reconocimiento el pasado 12 de noviembre en la ciudad de Nueva York.

La distinción se otorga cada año, gracias a las votaciones de los lectores de esta revista y en esta ocasión San Miguel de Allende logró colocarse en el lugar número uno, con una calificación de 84.6 puntos, posicionándose arriba de París, San Sebastián, Santa Fe, Florencia y Viena.

De acuerdo con las votaciones, los lectores afirman que San Miguel de Allende lo tiene todo: buen ambiente, deliciosos restaurantes, cultura y que además es una ciudad cosmopolita.

El alcalde de San Miguel de Allende, Mauricio Trejo Pureco, afirmó que no es coincidencia recibir este tipo de reconocimientos, sino que es la suma de los esfuerzos entre la sociedad, la iniciativa privada y el gobierno, por querer ver a San Miguel más bonito que nunca.

Apuntó que el municipio es considerado fraguadora de la Independencia Nacional y cuna de hombres ilustres, joya colonial que se distingue por su riqueza histórica, cultural y arquitectónica.

El 7 de julio de 2008 fue inscrita por la Unesco en el Patrimonio Cultural de la Humanidad; bajo el título de Ciudad fortificada de San Miguel y santuario de Jesús Nazareno de Atotonilco; la distinción se otorgó debido a su aporte cultural y arquitectónico al barroco mexicano.

El objetivo para las autoridades de turismo es lograr que más de 28.6 millones de visitantes acudan a la entidad y que generen una derrama económica superior a los 75 mil millones de pesos.

Apuntó que el turismo es la segunda actividad económica más importante, por lo que debe tener especial atención y por ello se creó este programa que marca el plan de acciones a seguir para alcanzar las metas.

Notimex.