9 de noviembre de 2013 / 05:54 p.m.

Evergrande de Guangzhou se convirtió el sábado en el primer equipo chino desde 1990 que gana la Liga de Campeones de Asia, al empatar 1-1 con Seúl en el partido de vuelta por la final.

El club dirigido por el técnico italiano Marcello Lippi se adjudicó la corona por goles como visitante, luego de igualar 2-2 en la idea en Corea del Sur.

Lippi se convirtió en el primer timonel que conquista la Liga de Campeones en Asia y Europa, tras coronarse en 1996 con la Juventus.

El brasileño Elkeson abrió la cuenta por el equipo chino a los 58 minutos, y Dejan Damjanovic empató por Seúl cuatro minutos después.

Guangzhou representará a Asia en el Mundial de Clubes que se realizará en diciembre en Marruecos.

AP