15 de julio de 2013 / 02:47 a.m.

Guerrero • La delegación del Infonavit en Guerrero impulsará un plan de recuperación de viviendas en las principales ciudades de la entidad, con la intención de distribuirlas entre grupos vulnerables y evitar que los inmuebles abandonados sean refugios para delincuentes.

Marco Antonio Leyva Mena, delegado en Guerrero del Infonavit, señaló que trabaja en el diseño de un plan de recuperación y reasignación de viviendas en las principales ciudades de la entidad.

Explicó que la intención es detectar las viviendas abandonadas en las casi 350 unidades habitacionales que están dispersas en las siete regiones, reacondicionarlas y venderlas a bajo costo a familias que la necesiten.

Entre los grupos vulnerables que se consideran de manera inicial, figuran reporteros, transportistas (chóferes, no concesionarios), socorristas de la Cruz Roja y trabajadores de los ayuntamientos, privilegiando a los que tienen los ingresos más bajos.

En el puerto de Acapulco, dijo que se tienen detectadas al menos 900 viviendas, mismas que serán recuperadas de manera conjunta con el ayuntamiento.

Citó el caso concreto de la unidad habitacional de El Coloso, que durante muchos años fue el complejo más grande de América Latina y en donde se tiene el dato aproximado de 250 mil habitantes.

La recuperación es necesaria, porque indicó que una casa abandonada es un refugio potencial de delincuentes, incluso pueden llegar a utilizarse como casas de seguridad del crimen organizado.

"De ser casas de vicio, podemos relanzar el proyecto del Infonavit y convertirlo en un nuevo modelo de vida u organización para la población, sobre todo la de escasos recursos", indicó.

Manifestó que entre los planes inmediatos está recuperar el teatro al aire libre de la unidad habitacional del Coloso, que lleva más de 16 años abandonada.

Pero también ya trabaja en la detección de viviendas abandonadas en Zihuatanejo, Chilpancingo y Taxco, entre otras.

El trabajo es mucho, pues refirió que hay en Guerrero por lo menos 350 unidades habitacionales que revisar.

ROGELIO AGUSTÍN ESTEBAN