22 de mayo de 2013 / 12:23 a.m.

 Chilpancingo de los Bravo  • El secretario general de Gobierno Florentino Cruz Ramírez reconoció que Guerrero no merece la violencia que se registra en varias regiones.

Respecto a las mediciones que ubican a esta entidad entre las que registran el mayor índice de homicidios dolosos en el país, Cruz Ramírez invocó la máxima que sostiene que las matemáticas no mienten.

“Lo cierto es que a veces mienten los que usan las matemáticas y estadísticamente se pueden hacer muchos juegos”, reconoció.

Bajo esta circunstancia, dijo que las mediciones pueden acomodarse para tratar de afectar mediáticamente a personas, instituciones y estados.

“Yo no me animaría a decir si estamos más o menos con respecto a otras entidades, pero lo que sí digo con mucha sinceridad, es que lo que tenemos no es lo que merecemos los guerrerenses, por eso hemos de luchar para que esto paulatinamente vaya disminuyendo”.

Indicó que el problema de la inseguridad no es de estadísticas, ya que éstas no toman en cuenta el trabajo que se realiza para generar la confianza de la sociedad, con la intención de superar los problemas que se enfrentan.

El responsable de la política interna en el estado, señaló que desde que fue presentado como encargado de despacho, no tuvo siquiera la oportunidad de sostener un pequeño festejo por la designación, de inmediato tuvo que atender diferentes asuntos que estaban programados para la agenda del fin de semana.

“Es muy difícil establecer un método único de atención a los problemas; depende de la circunstancia, del fenómeno y de la región en que se presente, de los actores y la voluntad que tengan para dialogar”, señaló.

Sostuvo que lo importante es mostrar disposición al diálogo y con base a él encontrar arreglos, aunque reconoció: “Las cosas no son fáciles, pienso que si los planteamientos fueran claros en términos de su verdadero fondo y que se sostuvieran, estoy seguro de que serían más fáciles”.

Sin embargo, señaló que en muchas ocasiones los problemas se presentan con una intencionalidad aparente, pero después resulta que siempre tienen otra intencionalidad y eso genera empantanamientos.

Aseveró que en la administración estatal no se tienen soluciones mágicas, pero sí el ánimo para generar acercamientos y colaborar con las personas que se necesite para lograr que Guerrero supere sus problemas.

 — ROGELIO AGUSTÍN ESTEBAN