31 de diciembre de 2013 / 04:52 a.m.

Arsenal, abrirá el 2014 al frente de la tabla, pero perseguido por el Manchester City con 41 puntos y el Chelsea con 40. Estos tres, han estado invictos en los partidos de las fiestas navideñas, instalándose en los primeros tres puestos. Liverpool ha sido el damnificado, de alcanzar la cima en el día de Navidad a quedar fuera de la zona de Liga de Campeones, tras encajar derrotas consecutivas contra rivales directos por el título en un lapso de cuatro días.

Liverpool, perdió a dos jugadores — Joe Allen y Mamadou Sakho — por lesión en la derrota 2-1 ante Chelsea el domingo. Además, Jordan Henderson jugó sin estar en condición física ideal, en tanto que Steven Gerrard y Daniel Sturridge, estuvieron con la pólvora mojada.

Chelsea también acusó bajas, ya que Frank Lampard y Branislav Ivanovic sufrieron dolencias musculares. Los volantes de Arsenal Mesut Ozil y Aaron Ramsey fueron descartados en el triunfo 1-0 de visita a Newcastle y no podrán jugar el miércoles ante Cardiff.

El ManU, parece reaccionar gracias a Danny Welbeck. Con Rooney y Robin van Persie perdiéndose varios partidos en diciembre por lesión, muchos se preguntaron cómo el Manchester United iba a lidiar sin sus dos principales atacantes. Welbeck se ha encargado de resolver el problema.

A menudo, criticado por su ineficacia como artillero, el inglés ha estado atinado este mes: cuatro goles en tres partidos, uno de ellos certificó la sufrida victoria 1-0 de visita a Norwich. El técnico, David Moyes, había dicho que en noviembre habló con Welbeck para que imitara el ejemplo de Wayne Rooney, quien acostumbra a quedarse más tiempo para practicar la definición.

Rooney debe reaparecer el miércoles contra Tottenham, y tendría a Danny como socio. El United buscará su quinta victoria seguida para acercarse a los cuatros primeros; ahora, marcha en sexto lugar con 34 puntos.

La lucha por el título es la más emocionante de los últimos años, con los ocho primeros separados por nueve puntos, pero la lucha para salvarse del descenso también está entretenida.

Cinco de los últimos seis — Sunderland, Fulham, Cardiff, Crystal Palace y West Bromwich Albion — han cambiado de técnico desde septiembre.

Sunderland marcha en la cola, pero no ha perdido en sus últimos cuatro duelos desde que el uruguayo Gustavo Poyet asumió las riendas, poniéndose a dos puntos de la zona de salvación. West Ham es el equipo en picada, ahora penúltimo, tras sumar apenas dos puntos en seis partidos en diciembre.

AP