18 de abril de 2013 / 08:15 p.m.

El español Marc Márquez fue uno de los pilotos que hace aproximadamente un mes rodó en el circuito de Austin y por ello reconoce que eso "podría ser una ventaja" este fin de semana, "pero sólo para la jornada del viernes"."Las condiciones ahora no son iguales a cuando rodamos por primera vez en este circuito. Ahora la temperatura es distinta, hay más restos de neumático en el asfalto y la adherencia va a cambiar. Y, aunque percibo que hay personas que piensa que soy el aspirante a la victoria porque fui el más rápido entonces, no creo que sea así. Tendré que hacer un fin de semana muy completo si quiero optar a vencer", explicó Márquez."No quiero tampoco cerrarme en que en los entrenamientos fue bien y sólo por eso ahora también tiene que ir bien. Ha pasado un mes y han cambiado muchas cosas", comentó."Tengo un poco el presentimiento de que la gente piensa que voy a ganar ya una carrera y es lo que sentí un poco en Catar, pero también está claro que en los entrenamientos de invierno tanto Jorge -Lorenzo-, como Dani -Pedrosa- y Valentino -Rossi-, se metían en un tiempo determinado, iban rodando y probando cosas, pero cuando viene el fin de semana de carrera hacen 'pam' y van un poco más deprisa", explicó el piloto de Repsol."Además, en los entrenamientos que hicimos aquí Yamaha iba con una sola moto y no hicieron todos los días, seguro que ahora será distinto y estarán mucho más cerca y serán mucho mas rápidos", aseguró el campeón del mundo de Moto2 en 2012."No obstante, sobre el papel parece que será Dani el principal rival. Tiene una buena base, pero para mí los rivales serán todos. En mi caso no hay uno principal", abundó Márquez, quien agregó: "está claro que es una ventaja haber rodado aquí, especialmente el viernes, pues en nuestro caso nos permite hacer un planteamiento diferente y salir pensando en probar unas cosas y otras pero la base ya la tenemos adaptarla a la temperatura, las gomas, etc"."Yamaha también tiene un chasis diferente que están probando y seguro que irán rápido y nuestro sitio es estar por detrás de ellos", explicó Márquez sobre sus posibilidades y en cuanto a la disputa que mantuvo que Rossi en el final de la carrera de Catar, agregó jocoso: "si me veo con Valentino otra vez será buena señal, pues estoy por allí".También reconoció el piloto de Repsol Honda que de su primera carrera en el mundial de MotoGP ha sacado muchas conclusiones, si bien reconoce que "para ser la primera está muy bien, aunque hay que mejorar el ritmo cuando voy solo, aunque son cosas que poco a poco las iré cogiendo"."La principal, de todas maneras, es saber tener ritmo solo y si bien es cierto que pude haber pasado antes a Dani, eso no habría nada, ya que el ritmo estuvo una décima arriba una décima abajo, me falta ritmo sólo y esa es la autocrítica principal que me debo hacer", recalcó Márquez, quien dijo no estar todavía preparara para "hacer eso en MotoGP"."Si volviéramos a repetir me habría vuelto a ganar Valentino, pues con una vuelta más tampoco lo hubiese pasado, bueno sí porque se quedó sin gasolina -explicó sonriendo-, pero en condiciones normales no habría pasado nada y aunque me sobró gasolina no le habría pasado y en mi equipo me dijeron que vigilara, pero no tuve problemas", afirmó."Es cierto que durante la carrera cambié la configuración, en lo que se refiere al control de tracción y la entrega de potencia, la puse más dócil, pero fue por una decisión mía, no por una cuestión técnica", aseguró Marc Márquez.