27 de febrero de 2013 / 04:05 p.m.

Vecinos "despotrican" contra la intención del gobernador de ser patrocinadores de un proyecto que desconocen, y del cual aún no distinguen un beneficio a obtener.

 

Monterrey.- En la víspera de firmarse hoy el convenio entre el estado y Monterrey para iniciar los trabajos de regeneración del Barrio Antiguo, los vecinos del sector se manifestaron en contra de realizar aportaciones económicas al proyecto.

Mariano Núñez, presidente de la Junta de Conservación y Protección del sector, descartó que sean beneficiarios directos de las obras a realizarse, por lo que consideró falaces los argumentos de la autoridad para realizarles una carga impositiva.

"“Qué ociosos son, porque podría salir precisamente del mismo nivel ese proceso en el que digan: que paguen los vecinos…pero hombre, si los vecinos estamos cuidándole un bien inmueble que es monumento, que es de ellos, no es de nosotros".

"Ya viene mal planeado ese concepto de decir que nosotros vamos a recibir un beneficio, cuando el beneficio lo está recibiendo el estado".

El entrevistado rechazó que sus propiedades se vayan a revalorar, argumentando que ellos más bien son usuarios de un monumento propiedad del estado.

Dijo que de acuerdo al contexto histórico, los habitantes del Barrio Antiguo no deberían pagar ni el impuesto predial, ya que la zona pertenece al estado.

Van por amparo

Por esta y otras razones, Núñez dijo que los vecinos estudian ampararse contra el proyecto si no son tomados en cuenta.

Sostuvo que hasta el momento no han observado ningún beneficio directo en las obras anunciadas, las cuales, denunció, tampoco se han consensado entre la población.

Cuestionó que hasta el momento todo lo que conocen del plan son simples rumores y no les han mostrado ningún documento oficial en donde se observe el proyecto integral del que se habla en medios de comunicación.

“"No nos sentimos excluidos, nos sentimos verdaderamente humillados. Porque no es la primera vez que estamos luchando dentro del Barrio Antiguo. A distancia se nos dice: ‘vamos a hacer esto’. A distancia se nos dice: ‘tenemos pensando realizar este conjunto, los vamos a llamar’. Francamente es muy interesante, pero nosotros tenemos hasta cierto punto la preparación adecuada para intervenir”", mencionó.

Organismos critican medida

Representantes de organizaciones civiles rechazaron el proyecto de regeneración del Barrio Antiguo que incluye que los habitantes de la zona asuman el costo de una parte del mismo.

Gilberto Marcos Handal, presidente de la Federación de Colonias Metropolitana (FEDECO), señaló que en todo caso quienes deben asumir el costo de la regeneración de esta zona deberían ser los dueños de antros y bares, pues fueron estos los que ocasionaron el deterioro del Barrio Antiguo.

“"El problema es el deterioro viene precisamente por los negocios, los antros que se instalaron ahí. Yo creo que no se les debería cargar a quienes viven ahí. En todo caso, si van a seguir con ese tema de que haya antros, entonces, que lo paguen los antros”".

Por su parte, el presidente de Vertebra, Ángel Quintanilla, señaló que se debe tomar en cuenta a los habitantes de la zona sobre las formas de financiamiento del proyecto.

LUIS GARCÍA Y REYNALDO OCHOA