Con información de Zinthia Vanegas
18 de septiembre de 2013 / 05:40 p.m.

Habitantes de la zona alta de Santiago solicitan la ayuda del gobierno, tras el paso de la tormenta Ingrid que dejó a sus comunidades incomunicadas.

Los habitantes han bajado para buscar comida, y aunque agradecen las labores de limpieza, explican que sólo había dos tiendas de comida, las cuales ya se desabastecieron.

 “Bajamos por una vereda, es de riesgo, ayer cortamos la corriente entonces ya no se lleva el agua a la gente, no hay acceso ni para gasolina, agua ni nada, las dos tienditas ya se agotó todo”, explicó un habitante del lugar.

Se espera que luego de las labores de limpieza, la ayuda finalmente llegue para los afectados.