Luis García
31 de agosto de 2013 / 01:35 p.m.

 

Monterrey  • Tras el nuevo desaire de los alcaldes panistas a las reuniones quincenales con el estado, el gobernador Rodrigo Medina se dijo cansado de responder sobre este asunto y terminó por aceptar la interlocución de cualquiera en aras de reanudar el diálogo.

 

El mandatario estatal insistió en que las puertas del Gobierno están abiertas para cualquiera y se dio el lujo de ironizar sobre esta situación, al declarar que si quieren llevar más gente para que acompañe a los alcaldes, les pondrán sillas extras.

 

“Vuelvo a repetir, (dialogaré) con los que ellos escojan, con quienes ellos quieran, las puertas están abiertas, nosotros estamos dispuestos a dialogar, a recibir, a compartir, a trabajar juntos, ya será cuestión de cada parte.

 

“Nosotros dialogamos con toda la sociedad y con toda la población, no importa su condición socioeconómica, partidista, este no es un gobierno de oposición, es un gobierno institucional y nosotros estamos con las puertas abiertas para todos.

 

“Si ellos deciden que sea el presidente del partido, bueno, y si ellos deciden que sea con los alcaldes, pues con los alcaldes, y si quieren ir acompañados con alguien más, pues que los inviten también, ponemos más sillas”, expresó.

 

Incluso, al preguntársele su opinión sobre el hecho de que los munícipes albiazules exigían su presencia en las reuniones como condicionante para incorporarse nuevamente, Medina dijo con una sonrisa que tal vez “les caería” en alguna sesión.

 

El mandatario fue enfático en que ya había declarado sobre este tema, al grado de afirmar que sus respuestas ya eran aburridas.

 

“Les vuelvo a repetir lo que les he comentado en muchas ocasiones, que creo ya se ha tornado predecible y aburrido: las puertas están abiertas, estamos para dialogar y quien quiera acudir a la mesa, bienvenido. Todas las fuerzas políticas, partidos políticos, funcionarios públicos, representantes populares y alcaldes”, sostuvo.

 

Por otra parte, el gobernador negó que se haya ocultado información sobre la reestructura de la deuda, como acusó el coordinador de la bancada del PAN en el Congreso local, Alfredo Rodríguez Dávila, y señaló que todos los datos se entregaron de forma correcta.

 

“Ustedes fueron testigo de ello, ahí está toda la información, no estamos ocultando nada”, indicó.

 

El mandatario rechazó precisar si autorizará al tesorero Rodolfo Gómez para comparecer ante el Congreso, como pidió el PAN.

 

“Pues que la pidan, está bien. No lo sé (si acudirá), vamos a ver qué procede en consecuencia. Todos los datos, todo está entregado. Habrá que preguntárselo a ellos (si es algo político) es la fracción de un partido político, pero lo que les puedo decir oficialmente por parte del estado es que se entregó toda la información, toda (y) a detalle”, concluyó.