28 de agosto de 2013 / 02:29 a.m.

Chiapas • Frente al amago de un grupo de integrantes del Bloque Democrático de la Sección VII del SNTE, el gobierno de Chiapas precisó que se realizarán los descuentos o reemplazos necesarios a quienes se ausenten de las aulas, sin posibilidad de negociar con los dirigentes sindicales, informó Eduardo Aguilar Ramírez, secretario de Gobierno de esta entidad.

Acompañado del titular de la Secretaría de Educación local, Ricardo Aguilar, el encargado de la política interna del estado precisó que la reforma a la evaluación magisterial es un asunto federal que no atañe a las autoridades estatales.

Por ello, exhortó a los maestros a continuar las clases en Chiapas, so pena de aplicarles los descuentos salariales y, en caso de tres faltas consecutivas, serán destituidos definitivamente, acciones que no serán negociadas con los dirigentes.

Ramírez consideró que las manifestaciones y el paro indefinido que se prevén para este miércoles frente a Palacio de Gobierno son una medida de presión. Sin embargo, insistió en que la postura del gobierno estatal es "clara, precisa y contundente".

Por su parte, Aguilar Gordillo dejó en claro que en la administración del gobernador Manuel Velasco Coello se han escuchado todas las voces, desde el magisterio hasta los padres de familia y se han dado soluciones en cuanto a la competencia correspondiente, no obstante, insistió en que la Reforma Educativa es ajena a este gobierno.

Como un estimado, el funcionario consideró que serían unos tres mil maestros de la sección 7 integrantes del Bloque Democrático adherido a la CNTE quienes se manifestarían, de un universo de más de 82 mil profesores de ambos sexos.

HERMES CHÁVEZ