21 de abril de 2014 / 03:03 p.m.

EU.- El sensor biométrico del Samsung Galaxy S5 fue una de las características destacadas del smartphone de la compañía surcoreana durante el último Congreso Mundial de Móviles. Y a pocos días de su lanzamiento comercial, el lector fue hackeado, tras el anuncio de los analistas de la firma alemana de seguridad informática Security Research Labs, quienes lograron activar diversas funciones y servicios mediante una copia de una huella dactilar. 

El método empleado está basado en un molde elaborado con pegamento y un spray de grafito, y ya había sido utilizado por la misma empresa de seguridad para vulnerar la seguridad del iPhone 5S, que también está equipado con un sensor biométrico.

En el video publicado por la compañía, Security Research Labs, se muestra cómo es posible realizar una copia de una huella dactilar, un proceso algo complejo y rudimentario, que ya era conocido de forma previa.

"Este método se puede perfeccionar, y ante la latente posibilidad de una filtración de una base de datos de huellas dactilares, es un riesgo que no se puede ignorar", dijo Ben Schlabs, de la firma de seguridad informática.

AGENCIAS