16 de marzo de 2013 / 12:46 a.m.

Mina, NL.- • La Policía Ministerial investiga el caso de un hombre cuyo cuerpo en avanzado estado de descomposición fue encontrado en un apartado y solitario lugar del municipio de Mina.

Las autoridades estarían ante un nuevo caso de ejecución pues, aunque debido a las condiciones no se le apreciaron heridas al cuerpo, alrededor del mismo se localizaron más de 10 casquillos de grueso calibre.

El hallazgo lo realizaron oficiales de la Policía Estatal de Caminos alrededor de las 12:30 horas del viernes, momentos después de que recibieron una llamada anónima que los alertaba sobre la existencia de los restos humanos.

Durante casi dos horas, los policías recorrieron brechas y caminos cercanos a la zona del ejido El Milagro, por la carretera a Paredón, prácticamente en los límites con Coahuila.

Finalmente encontraron el cuerpo en un despoblado, justo donde hasta hace algunos meses se ubicó la presa Las Mulas, ahora seca.

El desconocido, ya con una avanzada descomposición, vestía una bermuda azul y sudadera rosa.

En el sitio fueron requeridos elementos del grupo de Homicidios de la Agencia Estatal de Investigaciones, así como personal recolector de evidencias de la Dirección de Servicios Periciales.

Las autoridades no le pudieron detectar lesiones o heridas de bala al cadáver, debido a las condiciones en que ya se encontraba.

Sin embargo, los indicios hacen suponer que se trataría de un hecho violento, probablemente vinculado a una ejecución atribuida a la delincuencia organizada.

Lo anterior en virtud de que, casi junto a los restos, en un radio de menos de 10 metros, la policía encontró alrededor de 15 casquillos percutidos calibre .223, utilizados en los fusiles AR-15.

El cuerpo fue trasladado a las instalaciones del Servicio Médico Forense de Monterrey, ubicado en el hospital Universitario, para que le realizaran la autopsia.

Se espera que ante la delegación del Ministerio Público en dicho nosocomio, se presenten los familiares para efectuar la identificación y lo reclamen legalmente.

De esa manera los agentes ministeriales estarían en condiciones de avanzar en las indagatorias, luego de que establezcan la identidad de la víctima, así como las relaciones personales y actividades que tenía.

AGUSTÍN MARTÍNEZ