3 de marzo de 2013 / 04:26 p.m.

Dos jóvenes fueron asesinados a pedradas en un lote baldío en Santa Catarina sin que hayan sido identificados, ya que fueron encontrados con el cráneo destrozado en la división de dos colonias.

Los reportes de las autoridades fueron poco después de las 08:00 en el lote que se ubica en la avenida Alfonso Reyes y la calle José Calderón, donde se divide Villas del Poniente y la colonia La Fortaleza.

Vecinos del lugar que acostumbran pasar por el lugar para tomar el camión urbano encontraron los cuerpos de los jóvenes, dando aviso a las autoridades, para que se iniciara con las investigaciones.

Por las primeras evidencias que fueron encontradas por los oficiales de Santa Catarina, los jóvenes fueron victimados en el mismo lugar, momentos antes de que amaneciera.

Informes de fuentes allegadas a las investigaciones señalan que las víctimas son dos varones de una edad que van de los 20 a 25 años de edad. Uno de ellos vestía un pantalón gris claro, tenis blancos y una playera blanca a rayas rojas, en tanto que el otro joven vestía pantalón gris oscuro y no llevaba calzado. Ambos tenían puesta una chamarra gris en medio del cuerpo.

Agentes recolectores de evidencias fueron enviados al lugar para iniciar con las indagatorias de campo, como fijar la escena y recoger las evidencias encontradas cerca de los cadáveres.

Según las autoridades investigadoras, en el sitio de los hechos, no fueron encontradas evidencias de que haya sido disparada un arma de fuego, sólo las piedras con las que dieron muerte a los jóvenes

Elementos Ministeriales, del Ejército Mexicano, y de la uniformada de Santa Catarina acudieron a lugar de los hechos para tomar conocimiento del lamentable crimen en contra de los dos jóvenes.

Una fuente informó que fueron recogidas al menos tres piedras de regular tamaño con manchas de sangre y que se presume, fueron con las que victimaron a los jóvenes, además de encontrar una tijeras de corte de lámina cerca de los cadáveres, lo que hace presumir a las autoridades en primera instancia que posiblemente las víctimas hayan sido sorprendidas cometiendo algún robo.

Los cuerpos fueron llevados al anfiteatro del Hospital Universitario para la autopsia que marca la ley y para que sean identificados, porque fueron enviados como No Nombre al no encontrar documentos entre sus pertenencias que llevaran a su identificación.

— ALBERTO VÁSQUEZ