11 de enero de 2013 / 12:12 a.m.

El menor de edad fue puesto a disposición del Sistema para la Integración de la Familia.

 Oaxaca • En el municipio de Putla de Guerrero en la zona costera de Oaxaca, un niño que sufría de maltrato de sus padres y se encontraba encadenado y encerrado en su domicilio particular, fue rescatado por la policía estatal y entregado a tutela del Sistema para la Integración de la Familia (DIF).

El infante de 7 años permanecía encadenado de los pies dentro de un huacal de madera donde era martirizado, denunciaron vecinos que hicieron la denuncia anónima ante las autoridades ministeriales.

De acuerdo al legajo de investigación 12/PG/2013, el rescate del infante ocurrió en su domicilio de la colonia Palo de Ovo, donde los agentes estatales de Investigación (AEI), ingresaron a la propiedad valiendo una orden judicial, rompiendo los candados colocados en la puerta de acceso.

Junto con los cuerpos de seguridad estatal, acudieron el sitio elementos de la Subprocuraduría de Defensa del Menor y elementos de la AEI, que testificaron la condición física de la víctima.

El niño, que se encontraba en compañía de su abuelo materno, fue liberado de la cadena que lo sujetaba y sustraído del huacal de madera donde permanecía sentado.

"En el lugar de los hechos fue detenido el abuelo de la víctima, por su probable responsabilidad en el delito de violencia intrafamiliar, cometido en agravio de su menor nieto", aseguró el organismo.

De acuerdo a las primeras indagatorias, las autoridades lograron establecer que la madre del niño trabaja en un bar de un municipio cercano, razón por la cual, habría dejado a su hijo al cuidado de los abuelos, quienes optaban por amarrarlo.

El organismo indicó que luego de varias entrevistas con vecinos del lugar, se estableció que "el adulto que habita en ese hogar, constantemente deja amarrado a su nieto, atado de los pies con una cadena y sentado en un huacal, ignorando la razón por la cual lo castiga de esta manera".

El menor de edad, fue trasladado a la Fiscalía Local de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) de Putla de Guerrero, donde fue valorado por los peritos, un médico y un psicólogo y puesto a disposición del Sistema DIF estatal.

OSCAR RODRÍGUEZ