18 de mayo de 2013 / 06:04 p.m.

 Monterrey  • Con una inversión aproximada de 130 millones de dólares, el Interpuerto Monterrey se encuentra en el desarrollo de su primera fase, aseguró Silvano Solís Vázquez, director del proyecto.

Agregó que con dicho monto de inversión se habilitarían cerca de 350 hectáreas del proyecto, que en su totalidad implica mil 300 hectáreas y una inversión total que supera los 2 mil millones de dólares.

“Queremos terminar a final de este año (la primera fase), serán 5 etapas y conforme se acabe una vendrá la otra”, explicó Solís durante una explicación del proyecto ante miembros de las Asociación Mexicana de Profesionistas Inmobiliarios (AMPI).

Agregó que las dimensiones del proyecto equivalen al 98 por ciento de toda el área industrial de Apodaca.

“El proyecto es de una talla muy grande, muy ambicioso, hemos estimado un periodo de 10 a 12 años para el desarrollo total del proyecto, porque no es un parque industrial, donde se pueden instalar parque industriales más pequeños, caben unos 20 parque industriales en el Interpuerto Monterrey”, dijo.

Destacó el valor logístico de la obra, puesto que su ubicación, en el municipio de Salinas Victoria, favorece el traslado de mercancías hacia Estados Unidos, así como la cercanía con los cuatro puertos principales del país, así como con algunos de la Unión Americana, como el de BrownsvilleMéxico, desde donde se embarcarían cargas hacia Europa.

“Es el único punto en donde hay una intersección entre los trayectos de las dos compañías ferroviarias; el Interpuerto Monterrey tiene a 5 kilómetros de distancia la carretera a Colombia ytenemos un aeropuerto relativamente cerca”, añadió Solís.

En base a esto, explicó que dadas las características geográficas del recinto, se prevé que un buen número de empresas del ramo logístico busquen instalar sus centros de distribución en el Interpuerto.

“Con esto estaríamos acarreando mayores volúmenes de carga de Asia y Europa, por los principales puertos marítimos del país”, dijo.

Agregó los clientes con los que han tenido acercamientos y que han mostrado interés en instalarse en el Interpuerto, son empresas grandes, con necesidades de territorio extenso.

“El primer usuario, Tubacero, que ya está construyendo su planta y que debe estar operando para octubre de este año, necesitaba 43 hectáreas, servicios de ferrocarril, un alto requerimiento de energía eléctrica”, ejemplificó.

El promedio de extensión que se ofrecen a los posibles clientes es de 25 a 30 hectáreas de tierra, mencionó el ejecutivo.

En cuanto al abastecimiento de recursos, mencionó que se piensa instalar tres subestaciones de energía eléctrica, así como los ductos necesarios para la distribución de agua, incluso, se trabaja sobre una planta tratadora para las empresas que requieren el reciclado del líquido.

“Tenemos líneas de gas sobre la avenida principal, agua y drenaje también, tenemos dos líneas de alta tensión y tenemos una gran extensión de tierra para los usuarios. La capacidad de agua para el Interpuerto es de 160 litros por segundo, y de descarga es de 110 litros por segundo”, dijo.

 — DANIEL ANGUIANO