Ana Cecilia Méndez 
9 de agosto de 2013 / 09:42 p.m.

 

Ciudad de México • Las armas en manos inmorales e ilegales son símbolos de violencia, su uso ilegítimo es una afrenta a la concordia social necesaria para logra índices más elevados de productividad y crecimiento de la nación, aseguró el secretario de la Defensa Nacional, general Salvador Cienfuegos Zepeda.

Durante su discurso en el arranque de la segunda etapa del programa “Por tu familia desarme voluntario”, Cienfuegos Zepeda dijo que para el Ejército es prioritario privilegiar el diálogo y acuerdo sobre “la imposición y cerrazón”.

Aceptó que existe preocupación de la población por la seguridad de sus comunidades, sin embargo dijo, es tarea de la Sedena “garantizar ese precepto, la intolerancia poco abona a resolver el problema”.

En el acto donde fueron destruidas parte de las 7 mil armas recolectadas durante la primera etapa del programa de despistolización en el DF, el titular de la Sedena destacó que a nivel nacional -desde diciembre del 2012 y hasta ayer- se han recolectado 26 mil armas siendo el DF la entidad con mayor participación.

Al respecto el jefe de gobierno del DF, Miguel Ángel Mancera, dijo que encuestas revelan que a más del 60 por ciento de la población le genera un sentimiento de inseguridad tener armas en los domicilios.

“Hoy estamos dando cuenta de prácticamente 7 mil armas que han sido entregadas, de la participación de más de 20 mil personas en diferentes demarcaciones. En donde de manera mucho más sensible se ha llevado a cabo la entrega de armas es en Gustavo A. Madero y en Iztapalapa, en ese orden ha habido la participación”, afirmó.

Recalcó que para los capitalinos el Ejército Mexicano es “un símbolo de honor, dignidad, lealtad, disciplina, de espíritu y por supuesto baluarte, ejemplo y orgullo de todos los mexicanos”, por lo que reconoció su participación en el programa.

La destrucción simbólica de armas se realizó en la explanada delegacional de Venustiano Carranza.