Jesús Quezada
24 de enero de 2013 / 08:48 p.m.

El torneo pasado fueron uno de los mejores locales en temporada regular con seis triunfos y dos empates, inmaculado infierno que en la jornada dos del Clausura 2013 los Diablos Rojos pusieron en riesgo cuando se quedaron a 10 minutos de que Puebla los derrotara en el Nemesio Diez, una lección que quedó bien aprendida por los choriceros, que el domingo ante Pumas quieren mostrar una mejor cara, agradarle a la afición y sobre todo volver a hacer de su casa una aduana impasable.

Por eso, el único resultado que sirve en el infierno es la victoria, tres unidades que los mantengan en zona de clasificación y que corrobore su mejoría futbolística, tanto en lo individual como en lo colectivo.

El delantero Carlos Esquivel sabe que no será labor sencilla derrotar Pumas, máxime cuando los de la UNAM no han podido ganar en el torneo y tiene en riego la cabeza de su estratega, aún así, detalla que los rojos estarán atentos para no dejar ir más unidades de casa.

“Es un partido importante para nosotros porque estamos en casa, debemos hacer un buen encuentro porque Pumas viene de malos encuentros pero eso los hace más peligrosos, son de los partidos más complicados porque ellos quieren ganar a como dé lugar y nosotros debemos estar atentos los 90 minutos para que pese la casa”.

El casaca 11 de los mexiquenses conoce las cualidades de su rival en turno, aunque también sus zonas débiles, por eso, la idea es proponer el partido y cuando antes romper el cero para que el rival tenga que adelantar sus líneas.

“Sabemos que es un equipo muy dinámico, con buenos jugadores y que tenía que despertar tarde o temprano, como te digo, será my complicado en casa y debemos de estar bien concentrados, tratar de proponer para sacar el resultado. El equipo está de menos a más, sabemos que estamos trabajando bien, fuerte, y pensado en seguir mejorando para sacar los resultados y los puntos”.

 

VISTE GANARLE A PUMAS

Carlos Esquivel sabe que la historia y peso que tiene Pumas en el futbol mexicano lo hacen un rival peligroso sin importar el momento en que llegue, con mucha afición auriazul que llegará a Toluca dispuesta a celebrar, pero también, será la oportunidad de darle a los seguidores del Diablo una de las más grandes satisfacciones del torneo.“Sabemos que viste ganarle a un equipo como Pumas, el estadio seguro estará lleno y con mucha gente apoyándolos, por eso queremos hace un partido bueno y sobre todo que nos quedemos con el triunfo. Queremos que nuestra gente se vaya contenta, para eso trataremos de hacer un buen trabajo y que quien venga salga contenta por nuestro accionar”.

Por último, Carlos Esquivel no le dio mayor importancia a la falta de contundencia de los delanteros escarlatas, propiamente del eje de ataque, Luis Tejada, quien sabe pronto meterá una se enrrachará para bien. “Estamos tranquilos y trabajando, sabemos que tarde o temprano va a llegar el gol, lo importante ahora es que el equipo obtenga los tres puntos anote quien anote”.

Los Diablos Rojos del Toluca tuvieron futbol interescuadras y táctica fija en el Estadio Nemesio Diez, práctica a puerta cerrada donde Enrique Meza delineó el 11 inicial para el duelo de este domingo, donde regresará Edgar Dueñas a la zaga central.