14 de noviembre de 2013 / 12:10 a.m.

"Quisiéramos haber atacado más de lo que lo hicimos, debimos haber presionado más; no jugamos así generalmente, nuestro juego es más ofensivo", sentenció.

 

Richard Herbert, técnico de la selección de Nueva Zelanda, aceptó que México fue superior a ellos, pero más allá de la desventaja de 1-5 con la que se van, afirmó que su equipo buscará darle la vuelta para conseguir su boleto a la Copa del Mundo Brasil 2014.

"Siempre es difícil para nosotros el enfrentarnos a una escuadra que juega bien al futbol y el equipo de México esta tarde fue superior a nosotros. El futbol mismo de México fue superior, el estadio con la gente fue algo fantástico y es un privilegio estar aquí", dijo.

Comentó que pese a que necesitan ganar por 4-0 para darle la vuelta a esta eliminatoria, explicó que tendrán la convicción total de ofrecer su mejor partido para hacerlo.

"Iremos a casa y buscaremos la oportunidad, es un equipo muy fuerte, tenemos 90 minutos en Wellington y haremos lo imposible por conseguirlo", estableció.Reconoció que tienen "una responsabilidad de regresar a casa y dejar todo ahí, iremos a Wellington para acercarnos lo más posible a darle la vuelta al marcador".

Finalmente, dejó en claro que el estilo de juego que ofreció esta tarde su escuadra no es el que acostumbra, ya que su idea futbolística es la de ir al frente en busca de la meta rival.

"Quisiéramos haber atacado más de lo que lo hicimos, debimos haber presionado más; no jugamos así generalmente, nuestro juego es más ofensivo", sentenció.

Notimex