29 de julio de 2013 / 09:48 p.m.

Un semblante dice más que mil palabras, pero las palabras de Ricardo Osorio dijeron más que su semblante.

Entre bromas y en serio, el dos veces mundialista y zaguero del Monterrey, confesó estar harto por tantas lesiones que ha acarreado desde su llegada al club. Incluso, el jugador admitió que nunca se había lesionado con tanta frecuencia a lo largo de su carrera.

Al tratar de encontrar una razón por la cual sido propenso a lesionarse desde el 2010 en que llegó a Rayados, cuestionó si sería su edad, pero rápido la descartó al compararse con el veterano portero Juan de Dios Ibarra, quien se encontraba escuchándolo al interior de la sala de prensa.

"No sé (para cuando esté listo), uno quiere, pero el cuerpo no está para cuando uno quisiera, pero hay que esperar a que cicatrice", externó Osorio sobre su ruptura fibrilar en la unión músculo tendinosa en el bíceps femoral del muslo izquierdo, cuya recuperación le tomaría hasta dos semanas, poniendo en riesgo su participación en el Clásico 100 del sábado 10 de agosto.

"Hay que hacer una buena rehabilitación y más porque me había hecho una limpia", bromeó, "empecé muy bien, hice buena pretemporada, siempre hasta adelante, siempre con una muy buena actitud para sacar toda molestia, me estaba cargando muchísimo, ni hablar. Me pasó en la pierna izquierda, se me cargó y ahora esperar para que se recupere la pierna y poder estar al cien".

Jaime Garza