9 de mayo de 2013 / 12:53 p.m.

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) dio a conocer que México ocupa el primer lugar de extranjeros sentenciados a la pena capital en Estados Unidos, pues actualmente hay 61 mexicanos condenados a muerte en esa nación.

En un informe remitido al Senado y leído por el legislador Juan Carlos Romero Hicks, la cancillería explicó que dicha cifra representa 42.36 por ciento de los 144 extranjeros en esa situación.

Dicha información se da en respuesta a la solicitud que la Cámara alta hizo para que informara sobre el número de mexicanos sentenciados a muerte en territorio estadounidense, así como las medidas que se llevan a cabo para auxiliarlos legalmente.

El reporte, enviado a la Comisión de Relaciones Exteriores, menciona que hasta el 31 de marzo de este año, 70 mexicanos enfrentan procesos penales que podrían culminar con la imposición de la pena capital.

Desde 2000, cuando se creó el Mexican Capital Legal Assistance Program (MCLAP), hasta la actualidad, en Estados Unidos se han estudiado mil 447 procesos, de los cuales 968 han calificado para obtener asistencia jurídica.

Los 479 casos restantes no fueron incluidos porque el indiciado tenía doble nacionalidad, no era mexicano o bien por la reclasificación de los cargos, precisó el texto.

Un aspecto importante que la secretaría señaló es que al inicio de este programa existían 53 mexicanos condenados a la pena capital, de los cuales sólo cinco han sido ejecutados y en nueve casos se ha revertido o conmutado el castigo.

Resaltó que el objetivo principal del MCLAP es velar por el respeto de los derechos fundamentales de los mexicanos en el exterior, incluyendo el de la notificación consular, sin juzgar la culpabilidad o inocencia de los cargos que se les imputen, más allá de su condición migratoria.

Gracias a las acciones de sus abogados, puntualizó la cancillería, se ha logrado evitar la imposición de la pena capital en 832 casos.

La SRE indicó que del total de los procesos atendidos, 131 continúan pendientes y, de ellos, en 53.4 por ciento de los casos aún no se dicta sentencia y en 46.6 por ciento se ha dictado un fallo, pero queda pendiente el agotamiento de recursos posteriores.

Subrayó que hasta el 31 de marzo de 2013 en el programa se han concluido 832 casos y en la actualidad se les detecta y atiende desde sus primeras etapas y se actúa de manera preventiva en aquellos en que el fiscal todavía no manifiesta su intención de solicitar la imposición de la pena capital ante un juez.

La presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores América del Norte, Marcela Guerra Castillo, propuso solicitar a la cancillería un informe periódico de la situación que guardan los mexicanos condenados a la pena capital, a fin de analizar las causas o los delitos que se les imputan y abogar por ellos.

A su vez, el priista Patricio Martínez García señaló que este órgano legislativo debe seguir las acciones para todos y cada uno de los sentenciados, donde se haga saber del interés del Senado en atender la circunstancias bajo la cual se encuentra como prisionero, las condiciones y la situación legal.

En tanto, el senador panista Juan Carlos Romero Hicks expresó que los legisladores actuarán como coadyuvantes sólo si la cancillería lo determina apropiado, a fin de cuidar los mecanismos.

Notimex