5 de junio de 2013 / 03:57 p.m.

México • Amnistía Internacional informó de 152 casos de personas desaparecidas en México, de los cuales en 85 hay indicios concluyentes de desaparición forzada con la participación directa o indirecta de funcionarios públicos.

Señaló que uno de los principales desafíos que enfrenta el gobierno de Enrique Peña Nieto es “poner fin a la crisis de las desapariciones, localizar a las víctimas y hacer rendir cuentas a los responsables, con independencia de que sean delincuentes o funcionarios”.

Robert Knox, investigador para México de ese organismo, señaló que aunque la actual administración ha presentado iniciativas al respecto, “"no están acordes con la gravedad del problema"”.

En entrevista antes de presentar el informe “"Enfrentarse a una pesadilla. La desaparición de personas en México"”, el funcionario urgió a dar pasos concretos para evitar lo que sucedió en el pasado: que “"sean iniciativas que no lleven a los responsables ante la justicia y se llegue al desprestigio"”.

En el documento, AI destacó que las desapariciones se convirtieron en un fenómeno común, porque las autoridades federales y estatales las toleraron y se negaron a erradicarlas. “"Ha habido negligencia"”, reprochó.

Documentó 152 casos, en los que los desaparecidos fueron “"presuntamente privadas de su libertad por bandas delictivas o detenidas por funcionarios públicos en los últimos seis años"”.

También dio cuenta de la lucha de los familiares para obtener justicia y la reparación del daño ante la pasividad del Estado, la cual ha permitido que prospere un clima de impunidad y se exponga a la población a más desapariciones.

Knox recordó que el gobierno de Peña Nieto reconoció al menos 26 mil registros de desaparecidas o no localizados en ese periodo, por lo que consideró que aunque las investigaciones concluyan que no todas las denuncias tienen que ver con delincuentes o funcionarios públicos, “"no se puede seguir haciendo caso omiso de esta terrible realidad"”.

“"Los pasos que ha dado hasta ahora el gobierno son insuficientes"”, sostuvo el funcionario al comentar que el nombramiento de 12 investigadores para la nueva unidad especial de búsquedas no es una señal convincente.

Son pocos ministerios públicos y en poco tiempo estarán saturados ante “"el elevado grado de compromiso, recursos y voluntad política necesarios para abordar esta crisis nacional"”, advirtió.

Es importante que el gobierno se enfrente a “"esta pesadilla contando con la participación de víctimas y grupos de derechos humanos en la elaboración y aplicación de políticas públicas"”, por lo que planteó 14 recomendaciones para emprender acciones contundentes.

Al comentar sobre el levantón de 11 jóvenes en un bar de la Zona Rosa en el DF, el funcionario dijo que se trata de “"un caso grave"”.

Todavía hay “"mucha incertidumbre en la investigación y diligencias. Es un escándalo. En la Ciudad de México se pensaba que estos casos se sentían lejos"”, agregó.

Recibe CNDH queja por jóvenes

Sobre el tema, Raúl Plascencia Villanueva, presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), dio a conocer que recibieron una queja por la desaparición de uno de los jóvenes.

En entrevista después de inaugurar el foro Trata de Personas, el ombudsman nacional dio a conocer que la mamá de dicho joven fue quien levantó la queja, por lo que se integrará la investigación para determinar si fue un acto de servidores públicos o de delincuencia organizada.

Por separado, Luis González Placencia, titular de la Comisión de Derechos Humanos del DF, consideró “muy importante no poner en duda de antemano” los testimonios de las familias de los jóvenes desaparecidos.

Al presentar la convocatoria al premio iberoamericano de derechos humanos, pidió que sea la investigación la que confirme o desmienta las versiones que vinculan a algunos desaparecidos con el crimen organizado.

En entrevista destacó que la CDHDF está en contacto con los familiares todo el tiempo. “"Estamos recibiendo aquí a todas las personas que quieren venir a darnos información"”.

EUGENIA JIMÉNEZ