19 de febrero de 2013 / 02:11 a.m.

La alcaldesa regiomontana se pronunció por un partido unido y negó el uso político de la nómina que ella encabeza, tras el conflicto entre la División del Norte y la neocúpula en la Asamblea Municipal.

 Monterrey.- • Pese a la conformación de la llamada División del Norte al interior del Partido Acción Nacional, la alcaldesa Margarita Arellanes sostuvo que en el estado existe un solo PAN.

Cuestionada tras darse a conocer el “agarrón” registrado entre dicha corriente con la neocúpula el pasado domingo en la Asamblea Municipal de Monterrey, la edil sostuvo que podrán existir diferencias de pensamiento, pero encaminadas a un objetivo común como organismo.

MILENIO consignó los entretelones de la reunión panista en la capital del estado, bajo amenaza de boicot por la llamada División del Norte, además de amenazas contra funcionarios del municipio regiomontano para que se abstuvieran de acudir a la asamblea.

Arellanes negó lo anterior y rechazó por igual un posible uso político o partidista de la nómina que ella encabeza.

La alcaldesa recordó que a nivel nacional ya se analizan reformas estatutarias que podrían traer luz a este tipo de asuntos que desde hace tiempo aquejan al panismo local.

La expectativa de la panista con mayor rango público en el estado es que las decisiones que se tomen en el corto plazo en el partido fijen el rumbo de los próximos años y confirmen la tendencia de que el PAN es un instituto “al beneficio de la sociedad”.

LUIS GARCÍA