31 de agosto de 2013 / 03:46 a.m.

Christian Giménez se mostró satisfecho por la confianza que le dio José Manuel de la Torre, entrenador de la selección mexicana, ahora para los duelos de eliminatoria ante Honduras y Estados Unidos el 6 y 10 de septiembre, respectivamente.

El mediocampista de Cruz Azul señaló que tendrán una dura tarea en el primero de los enfrentamientos, pero deben hacer respetar la localía y dejar atrás los empates que han tenido en el Hexagonal en la cancha del Estadio Azteca.

"Estoy muy feliz, uno trabaja en el club para hacer las cosas bien, y el técnico vio que estoy en condiciones para estar en la selección. Si el técnico te vuelve a convocar es porque hiciste las cosas bien, pero estoy tranquilo, sé que se viene lo más lindo y lo más complicado también".

Este será el primer duelo oficial del 'Chaco' y sabe de la relevancia y la presión que puede generar, luego de que no han sacado los resultados que se debieran en la eliminatoria. Además de que un empate o una derrota le pondría la soga al cuello al conjunto del 'Chepo'.

"Son partidos donde no jugamos muchas cosas, vas con la ilusión de hacer buenos partidos, pero primero en el Estadio Azteca tenemos que hacer valer la localía. En la selección siempre hay presión, pero a veces cuando nos presionamos las cosas salen al revés, hay que pensar en positivo y saber qué es lo que queremos, que somos los mejores en este momento; hay que tener el compromiso de sacar adelante esto y obtener un buen resultado".

Giménez visualiza dos partidos "complicados, pero México tiene que ganar, no le queda de otra. Los partidos que se jugaron en el Azteca, en todos, el rival vino a jugar de la misma manera, a encerrarse y tratar de buscar la desesperación, vamos a tratar de trabajar bien en la semana y plantear un buen partido".

Uno de los detalles en los que han insistido varios de los seleccionados es que después de que el Tri mostró una buena cara en el partido amistoso ante Costa de Marfil, la motivación fue diferente, a partir de ahí consideran que deben dejar atrás los malos resultados que los acompañaron en estos primeros seis meses del 2013, y comenzar a hacerlo bien.

"No se puede cambiar eso, hay que mirar para adelante y ver qué podemos hacer. Es siempre importante (hacer valer la localía), porque estamos con nuestra gente y será un partido clave".

Minelli Atayde