20 de noviembre de 2013 / 06:41 a.m.

Dwyane Wade se quedó en el banquillo, Chris Bosh cayó encima de un grupo de espectadores tras una jugada en un extremo de la cancha y LeBron James debió disculparse con otros aficionados poco después, en un momento frustrante del tercer periodo.

Por fortuna para el Heat, Mario Chalmers dio al equipo todo el apoyo que necesitaba.

Chalmers anotó nueve unidades seguidas durante 39 segundos para una racha crucial en el tercer periodo, y Miami arrolló el martes 104-88 a los Hawks de Atlanta para enhebrar su cuarta victoria consecutiva.

"Simplemente tratamos de hacer nuestras jugadas de transición y de permitir que nuestra mejor defensiva fuera el ataque", dijo Chalmers.

Bosh fue el anotador principal del Heat, con 19 puntos, y acertó ocho de sus nueve disparos por el Heat, que recibió también la contribución de 17 puntos de Ray Allen y 13 de LeBron James. Una racha de 15 puntos contra dos en el tercer cuarto dio a Miami toda la ventaja que requería, incluso en una noche en que el equipo dio descanso a Wade.

"Confiamos mucho en la alineación que tenemos", dijo James. "Todos siguen jugando bien y unidos. Es maravilloso tener en la alineación a un futuro miembro del Salón de la Fama, con el regreso de Ray".

Mike Scott sumó 15 puntos y 10 rebotes por Atlanta, que recibió aportes de 12 puntos tanto de Al Horford como de Pero Antic.

El dominicano Horford sumó también siete rebotes, dos asistencias y una falta en una participación de 25:33 minutos.

También por Atlanta, Kyle Korver atinó tres triples para ampliar a 84 su racha de encuentros seguidos con al menos un enceste detrás del arco. Está a cinco partidos de igualar el récord de la NBA, en poder de Dana Barros.

En otro encuentro, Rodney Stuckey anotó 21 puntos en la segunda mitad y los Pistons de Detroit lograron su primer triunfo sobre los Knicks de Nueva York en ocho enfrentamientos, al imponerse por 92-86.

Josh Smith añadió 19 unidades a la cuenta de los Pistons, que ganaban por 71-63 después de tres periodos y anotaron los primeros siete puntos del cuarto. Nueva York recortó la diferencia a cuatro unidades en el último minuto, pero los Knicks nunca pudieron reducir el déficit a menos que eso.

Carmelo Anthony lideró a los Knicks con 25 puntos. El argentino Pablo Prigioni jugó 23:00 minutos, en los que acumuló ocho puntos, cinco rebotes, cinco asistencias y dos faltas.

Greg Monroe totalizó 16 unidades y 11 rebotes por los Pistons y Andre Drummond contribuyó con 13 puntos y 11 balones capturados frente a los tableros.

Los Pistons habían permitido al menos 109 puntos a cuatro de sus cinco rivales anteriores. Limitaron a Nueva York a 43% de sus tiros encestados.

"Somos altos y atléticos", dijo Smith. "No debería haber un motivo para que no hagamos esto cada noche. Ojalá que demos la vuelta a la situación y nos demos a respetar a la defensiva".

También el martes, los Wizards de Washigton superaron 104-100 a los Timberwolves de Minnesota para dejar atrás una racha de cuatro derrotas en fila, y los Rockets de Houston hilaron su tercer triunfo consecutivo, por 109-85 sobre los Celtics de Boston, y los Kings de Sacramento se impusieron 107-104 a los Suns de Phoenix, con 11 puntos del venezolano Greivis Vásquez.

AP