28 de julio de 2013 / 03:46 p.m.

Las selecciones de futbol de Estados Unidos y Panamá, que llegan invictas, definirán este domingo al nuevo campeón de la Copa Oro 2013 cuando se enfrenten en el Soldier Field de esta ciudad.

 

Estados Unidos, en casa y con el cartel de favorito, tratará de recuperar el trono en el certamen de la Concacaf, donde Panamá, con el ánimo por las nubes tras eliminar a México, quiere dar la sorpresa y conseguir su primer título.

 

La duodécima edición de este certamen llegará a su fin con una final inesperada, pues se esperaba el "clásico" de la zona entre estadounidenses y mexicanos, pero los "canaleros" aprovecharon el pobre accionar del Tri para eliminarlo y seguir con vida.

 

El cuadro norteamericano, amplio favorito para levantar su quinto trofeo de la Copa Oro, suma cinco victorias consecutivas en el torneo de la mano de Landon Donovan y Chris Wondolowski, cada uno con cinco dianas en el certamen, cuota que esperan aumentar.

 

Aunque no juega, una notable ausencia para los estadounidenses será la de su técnico, el alemán Jurgen Klinsmann, quien fue expulsado en las semifinales ante Honduras y castigado un partido, por lo que verá la final desde las tribunas.

 

Panamá, en tanto, llega con la moral a tope luego de vencer en dos ocasiones a México en este certamen, la segunda en las semifinales, por lo que tratarán de dar la sorpresa y superar lo conseguido hace ocho años, cuando perdieron la final.

 

A Julio César Dely Valdés, técnico de los "canaleros", no le importan las estadísticas, pues aunque han perdido cuatro de seis duelos ante Estados Unidos en su historial en la Copa Oro, sabe que requieren de un partido casi perfecto mañana para coronarse.

 

Estos equipos definieron al campeón de la Copa Oro en el año 2005, cuando el combinado de las "barras y las estrellas" se impuso en penales por 3-1, luego de igualar sin anotaciones tras 120 minutos de acción.

Notimex