23 de abril de 2013 / 12:55 p.m.

En la infancia, Omar Arellano Riverón vivió cuatro años en Monterrey y le tocó presenciar muchos partidos en El Volcán. Su padre, Omar Arellano Nuño, jugó para los Tigres, donde vivió experiencias que se quedaron en la historia del club de la UANL, como el descenso en la Temporada 95-96 y el ascenso justo al año siguiente.

Incluso metió gol en Clásicos. Ahora, el delantero de los Rayados tiene la posibilidad de vivir su primer Clásico Regiomontano con la camiseta del Monterrey. El atacante admite que ha tenido diálogo con su padre sobre la experiencia de vivir en la cancha la pasión que desata este partido en la ciudad.

¿Qué opinión tienes de este partido?

"La verdad me ha tocado vivirlo de los dos lados: uno como aficionado, por mi padre, que tuvo la oportunidad de jugarlo aquí en Tigres, y ahora me toca vivirlo de este lado; creo que la afición de Monterrey es muy apasionada, pienso que es muy entregada, es muy exigente también."

¿Qué referencias tengo?

"La verdad que son partidos que no se pueden perder, tuve también la oportunidad de jugar Clásicos de Guadalajara, el Clásico Nacional y sé que son partidos que no se pueden perder. "No te puedo decir mucho del de aquí, ni sé cómo se vive todavía, tengo que estar ahí, pero sé que son partidos que no se pueden perder".

¿Has platicado con tu papá?

"Sí, realmente vamos partido a partido, pero sí, por supuesto; entre broma y broma que él jugó en Tigres y ahora yo estoy acá, y sí, me dice que también eran partidos muy cerrados, de mucha entrega, por supuesto, y no es como en otros partidos que hay mitad y mitad de afición, aquí es o Tigres o Rayados, o Rayados o Tigres, no hay de otra… y me parece que va a ser así".

¿Es difícil la cancha y la tribuna de Tigres?

"Sí, por supuesto. La verdad jugar de rival contra Monterrey y jugar de rival contra Tigres creo que es motivante, porque sentir a la gente tan cerca, sentir el apoyo hacia el otro equipo, la verdad es motivante, y bueno, de local ni se diga.

"Sentir el apoyo de tu afición los 90 minutos y que estén saltando, gritando y apoyando, eso motiva".

¿Conoces a jugadores como Salcido o Hugo Ayala?

"No, realmente cuando me toca verlos, no sé, me han tocado en Selección de compañeros o me los topo en algún viaje, pero no, la verdad es que no… que gane el mejor, nada más".

Tu padre jugó para un Tigres que dirigió Vucetich, y ahora también tú lo tienes como técnico…

"Bueno, indudablemente es un buen entrenador, es un entrenador que tiene esa cualidad de saber jugar finales, saber jugar temporadas, y está reflejado en los números, no hay de otra.

"Y bueno, pues el futbol es así, da muchas vueltas, en su momento fue (técnico) de mi papá en Tigres, en León, también Víctor me tocó estar con él en Pachuca y así es el futbol, da muchas vueltas y es lo bonito de esto, de este deporte".

¿Estás contento con lo que has encontrado en Rayados?

"Sí, claro, la verdad estoy muy contento,lo externé desde que llegué, la verdad que es una buena oportunidad para mí, y lo ha sido. "Creo que la verdad me he entregado, podrán salir bien o mal las cosas, como lo dije cuando llegué, pero siempre va a haber una entrega de mi parte y bueno, uno se va adaptando, uno va conociendo más a los compañeros, el sistema, lo que quiere el entrenador y creo que ha sido un buen momento para mí, hasta ahí nada más.

"Creo que hay que dar mucho más todavía, hay que ganarse ese lugar todavía, y sí, estoy muy contento, muy agradecido con todos".

Tomás Víctor  López