12 de marzo de 2013 / 01:04 a.m.

De los lesionados hay un menor de siete años, quien presenta dos heridas, una de un centímetro en la rodilla derecha con entrada y salida en el muslo derecho y una herida de siete centímetros.

 

Monterrey.- • Las personas que resultaron heridos en la celebración de XV años, hasta donde llegó un comando armado para abrir fuego contra los asistentes mientras bailaban al son de la música colombiana, siguen hospitalizados y al menos dos de ellos se encuentran delicados de salud.

Una fuente de allegada a las investigaciones informó que los heridos son: Jean Carlos Alcalá Méndez de 7 años de edad, el pequeño de acuerdo con la fuente consultada presenta dos heridas de un centímetro en la rodilla derecha con entrada y salida en el muslo derecho y una herida de siete centímetros que la autoridad considera que ponen en peligro la vida y tardan más de 15 días en sanar.

Otro de los lesionados es Yanira Espinoza Mata de 39 años de edad, con heridas en brazo derecho y espalda, mientras que Leticia Janeth Hernández Correa de 20 presenta lesiones en el cuello del lado izquierdo, en la cabeza también del lado izquierdo y una herida en brazo derecho por arma de fuego, lo que la mantiene grave en el quirófano del hospital Universitario.

En la lista de heridos también se encuentra Raúl Mar Dávila de 38 años de edad, que está en el quirófano del hospital Universitario, y su pronóstico es reservado por las lesiones que presenta en diferentes partes del cuerpo. Mar Dávila, es el padre de la quinceañera.

Sergio Segundo Aguilar de 33 años, es otra de las personas lesionadas en el cobarde ataque al salón donde se realizaba la fiesta. Segundo Aguila tiene heridas en abdomen y pierna izquierda, lo que lo tiene en estado delicado de salud.

Raúl Becerra Amaro de 32 años de edad, tiene también heridas en abdomen y pierna izquierda, en tanto que María de la Luz Guadalupe Méndez Mata de 22 años de edad también se encuentra internada.

Elementos de servicios periciales trabajaron gran padre de la madrugada en la recolección de evidencias y fijación de la escena del crimen, de donde se recogieron al menos 15 casquillos de calibre 7:62x30 de los utilizados por las armas AK-47 conocidas como cuerno de chivo, además de 11 cartuchos del calibre .223, de los que se utilizan en los rifles de AR-15.

Por el momento las autoridades ministeriales están investigando el caso e interrogando a los testigos, además esperan la recuperación de las personas heridas para que viertan su versión de los hechos dentro de la averiguación.

ALBERTO VÁSQUEZ