17 de mayo de 2013 / 01:31 p.m.

El canadiense Ryder Hesjedal (Garmin), defensor del título en el Giro de Italia, no ha tomado la salida esta mañana en la decimotercera etapa, la más larga de la presente edición con 254 kilómetros, aquejado de un virus que le ha hecho perder todas las opciones en las jornadas precedentes.

La baja de Hesjedal se une a la del británico Bradley Wiggins (Sky), quien en la etapa precedente perdió 3.17 minutos afectado por una infección pulmonar que le ha impedido luchar con el resto de favoritos, y a la del esprinter francés Nacer Bouhanni (Francaise).

El corredor canadiense se mostró abatido por esta decisión. "Es desgarrador. Quiero estar aquí por mi equipo y por todas las personas que me han apoyado para llevarme hasta aquí. Construí toda mi temporada alrededor del Giro y llegué sintiéndome muy bien, pero he estado sufriendo desde la crono", dijo.

Shannon Sovndal, médico del equipo, señaló que la salud del deportista es su prioridad.

"Hemos estado tratando de descubrir lo que está pasando con Ryder. Él entró en la carrera en forma estelar, listo para defender el título, pero no ha mejorado, así que decidimos que era hora de que se fuera a casa, hacer varios test, y centrase en recuperar su salud otra vez", dijo.

Por su parte, el director del equipo, Charly Wegelius, añadió: "Ryder es un campeón increíble y un atleta fenomenal. Es difícil verle luchar de esta manera cuando llegó aquí en una forma excepcional".

EFE