30 de enero de 2013 / 01:16 a.m.

Hidalgo.-   • La inseguridad se ha convertido en el pan de cada día para los habitantes del municipio de Hidalgo, Nuevo León.

Desde hace dos años, el municipio no cuenta con elementos policiacos, ya que fueron llevados por el Ejército para pruebas de control y confianza y desde entonces no se tiene una corporación que resguarde el orden, aunque algunos fueron de nueva cuenta reinstalados pero en otro puesto diferente al de la seguridad.

Las autoridades municipales reconocen la falta de seguridad en la población, donde desde ya hace tiempo no se realizan bailes, la gente no sale a la plaza a pasear como lo hacía tiempo atrás, porque se sienten inseguros.

A tan solo 28 kilómetros del área metropolitana, el pueblo de Hidalgo Nuevo León, ha vivido capítulos que mantienen en pánico constante a sus habitantes, como balaceras, levantones, cobros de piso y el temor de ser víctima de la delincuencia organizada que desde un tiempo a la fecha ha hecho del pueblo sus huestes, sin que las autoridades municipales hayan tomado cartas en el asunto.

Los jóvenes desde temprana edad se han visto involucrados en este tipo de delincuencia, según lo señalan algunas detenciones realizadas por autoridades ministeriales, incluso del Ejército mexicano.

Ahora la autoridad municipal encabezada por Jesús Rodríguez, dedicado desde hace años al comercio, pretende conformar una corporación de policía, con apenas 15 elementos para tratar de cubrir uno de los aspectos más importantes para la ciudadanía.

La Secretaría del Ayuntamiento dijo que se tiene además planeado instruir a un grupo de mujeres que se encarguen de la vialidad sobre todo en las escuelas, ya que tampoco el municipio cuenta con un cuerpo de Tránsito, y es una persona que labora en el departamento de Protección Civil, a quien se identificó como Samuel Martínez, quien se encarga de realizar los partes para ser enviados ante un Ministerio Público especializado en asuntos viales.

Aunado a la inseguridad, tampoco se cuenta con un cuerpo de auxilio preparado y con suficiente equipo, ya que solo dos ambulancias son con las que cuentan y al parecer una de las unidades en ocasiones no funciona, pese a que un gran número de accidentes con resultados fatales se registran precisamente en la entrada del pueblo, que han cobrado ya la vida de varias personas, ante la falta de una buena vialidad.

 Alberto Vásquez