7 de abril de 2013 / 07:37 p.m.

Esta reforma avalada por la Cámara de Diputadas, se aplicará a mujeres hasta los 18 años de edad, las cuales podrán contar con asistencia médica y ayuda en especie.

 Monterrey.- • Tras la aprobación de una reforma al artículo 95 de la Ley del Seguro Social, dicha institución estará obligada a dar atención a las hijas de asegurados y pensionados que presenten estado de gravidez.

La medida, avalada por la Cámara de Diputados, aplicará a las mujeres de hasta 18 años de edad con la asistencia médica y ayuda en especie para lactancia por un período de seis meses.

Héctor Gutiérrez de la Garza, vicecoordinador de la bancada del PRI, sostuvo que las modificaciones responden a una realidad que atraviesa el país en el tema de embarazos de adolescentes, que hasta antes del dictamen se encontraban desprotegidas.

Refirió que la redacción anterior sólo contemplaba el derecho a recibir atención médica durante el embarazo y parto para las esposas o, en su defecto, concubinas de los asegurados.

"Es una realidad ante la que no podemos cerrar los ojos, y tenemos que adecuar nuestras leyes para atender una situación que ya está aquí, que no podemos soslayar", manifestó el legislador.

Cifras del Programa Nacional de Salud 2007-2012 arrojaron que la tasa de embarazos en mujeres de 12 a 19 años de edad fue de 79 por cada mil, lo que confirma la problemática que aqueja al país desde hace varios años.

Para el caso de Nuevo León, la Secretaría de Salud estatal dio a conocer desde el año pasado que la entidad se encontraba por encima de la media nacional en este rubro.

De acuerdo al titular de la dependencia, Jesús Zacarías Villarreal, durante el 2012 se contabilizaron 404 mil jóvenes en potencial riesgo de quedar en un estado de gravidez no deseado y representan el principal foco de atención de los programas oficiales.

La Ley del Seguro Social era la única que no tomaba previsiones sobre los embarazos adolescentes, pues las normativas del Issste y del Instituto de Seguridad Social para las Fuerzas Armadas protegían esta situación en las hijas de sus afiliados.

Una vez aprobada por la Cámara Baja, la reforma fue enviada al Senado de la República para los efectos constitucionales que ameritan este tipo de cambios legislativos.

LUIS GARCÍA