2 de diciembre de 2013 / 09:40 p.m.

Monterrey.- La mesera que murió en el ataque al bar Peters en Escobedo, dejó a dos hijos en la orfandad, pero ninguno de los dos se encontraban registrados ante la ley. No cuentan con acta de nacimiento, por lo que la abuelita de los menores pide apoyo para realizar el trámite y así evitar que puedan quitarle a los menores.

La madre de los niños es Brenda Maricela Ramos Quiñones de 21 años de edad, quien tenía tres meses trabajando en el bar que fue atacado el pasado viernes, según su familia la mujer ya contemplaba registrar a sus hijos con sus apellidos, pero esto ya no fue posible.

Tras la muerte de la mujer, la niña de apenas cuatro meses quedó a cargo de su papá, pero el menor de tres años nunca ha recibido apoyo de su progenitor, por lo que la familia se hará cargo de él.

Para la familia aún es difícil entender lo que sucedió ya que aseguran la joven justo eligió trabajar en el bar de aquel sector al considerar que la zona era tranquila.

La familia sólo pide que los apoyen para que los niños se encuentren bien, ya que nada les devolverá a la joven.

ZYNTHIA VANEGAS