5 de febrero de 2013 / 09:00 p.m.

Ciudad de México • El dirigente del sindicato petrolero, Carlos Romero Deschamps, anunció que las plazas de las víctimas del estallido en el Edificio B2 de Pemex, del pasado jueves, serán heredadas a sus hijos.

En breve entrevista en el Senado, Romero Deschamps, dijo que los parientes se quedarán con la plaza o se les dará una para que sean el sustento de su familia y que los trabajadores eventuales tendrán un esquema similar, además de contar con todas las indemnizaciones del caso.

"Lamentablemente hubo heridos y fallecidos, nuestra obligación como organización sindical es estar al pendiente de las necesidades de ellos. A partir de hoy que es ya día hábil estamos teniendo reuniones con los familiares donde murió el papá o la mamá, vamos a proponer para que trabajen de manera definitiva el hijo o la hija, para que se haga cargo de la familia que quedó sin el sustento de la familia", dijo el líder sindical.

Quien al referirse a los trabajadores eventuales que también fallecieron o quedaron lesionados, dijo que "les daremos su planta".

Angélica Mercado y Omar Brito