17 de agosto de 2013 / 11:34 p.m.

 

México • Una auténtica fiesta colorida aderezada con sonidos cambiantes y potentes fue lo que se vivió en la Arena Ciudad de México con el concierto del DJ Dash Berlín, quien a base de mezclas hizo bailar a 15 mil asistentes, durante más de cinco horas.

Con las tornamesas como protagonistas, el músico enfundado en una camisa blanca hizo su aparición a las 23:00 horas, mostrando un semblante de alegría por regresar a nuestro país y con un "Hola México", comenzaba el show, en el que parte de la taquilla fue donado a alrededor de 150 comunidades mixtecas.

Las animaciones en pantallas centrales, combinadas con el arsenal de ritmos que presentó el también productor, provocaban la emoción de las personas, que en su mayoría iban en grupos de amigos.

El aroma provocado por la combinación del Polo Sport Ralph Lauren, In motion Hugo Boss, Noir de Lacoste y demás fragancias, predominaban en la pista, donde se mostraban los mejores movimientos.

Playeras y gorras fluorescentes en amarillo, rosa o naranja, era un común denominador en los espectadores que constantemente saltaban y alzaban los brazos en señal de triunfo por ver al catalogado como uno de los mejores 10 DJs del mundo.

Los éxitos de cantantes pop consolidados como Rihanna y Bruno Mars, así como la amalgama de temas clásicos de la música electrónica como "Satisfaction" avivaron los ánimos del conglomerado de gente, que no mostraba cansancio alguno y se hidrataba constantemente con cerveza, whisky o brandy.

La aparición de Jonathan Mendelsohn, Christina Novelli y Emma Hewitt, como sorpresas especiales de la noche para cantar al compás de los beats de Dash Berlín causó el alarido entre los fans, que no tardaron en sacar sus celulares para tomar en foto o video del momento.

Con papeles multicolores, pelotas gigantes, un sencillo juego de luces en verde y azul principalmente, la música continuó y no paró hasta poco después de las 4 de la mañana.

IVÁN CASTAÑEDA