EDUARDO MENDIETA SÁNCHEZ
14 de abril de 2013 / 03:25 p.m.

Monterrey • El viaje guiado a través del pasado y el tiempo que MILENIO Monterrey inició por el Barrio Antiguo se extiende y hace otra escala.

Salvemos al Barrio llegó a la casa de la artista Lupina Flores, ubicada sobre la calle Mina, inmueble que obtuvo un doble reconocimiento por su impecable restauración y adaptación.

Primero fue el Premio Ricardo Legorreta y después el de la Academia Nacional de Arquitectura, sección Monterrey, en los 90.

La casona, que luego fue adaptada como un chalet tipo francés en 1930 con cuatro y cinco metros de altura, está en perfectas condiciones tras la restauración hecha a principios de los 90 por parte de la artista regia.

Aunque el Catálogo de Inmuebles con Valor Histórico y Artístico de la Zona Protegida 2013 incluye que la casona fue construida en 1930, la pintora dice que no es cierto, que es de 1800, y sólo espera que el proyecto para revivir el barrio sea integral.

"Monterrey es una ciudad vial y si en esta restauración y rescate del barrio no incluyen en el plan estacionamiento, dónde se va estacionar la gente que viene; digo, está muy bien para los turistas que se hospedan en los hoteles Crowne Plaza, Hotel Ancira o Ambassador.

"Porque de ahí, si irían por Morelos, se va a la Macro, a los museos, la Catedral y de allá se vienen acá al barrio, pero para la gente que llegue ni siquiera hay banquetas en calles y avenidas, cómo van a entrar, van a invadir las propiedades, a lo mejor ya está solucionado, espero que así sea", afirmó.

Otro inmueble con valor arquitectónico es el que se ubica sobre Diego de Montemayor 1221, construida en 1920 con arquitectura vernácula norestense en buen estado de conservación, aunque tiene una intervención del siglo XX y detalles ornamentales en la fachada.

Aunque estuvo abandonado, desde hace un año y medio es utilizado como un centro de meditación y yoga de Hare Krishna, a donde usted puede acudir.

Y qué tal la Casa Montemayor, en el número 1113 oriente de la calle Diego de Montemayor, edificada en 1920 con un estado de conservación bueno.

Es un inmueble de arquitectura vernácula con influencia neoclásica con alteraciones de herrería en la entrada principal, pero de ser habitacional se convirtió de servicio y donde operaba Alba Cocina Cantina.

Actualmente es un restaurante llamado Casa Montemayor, donde venden gorditas de 12 pesos de varios guisados hasta almuerzos desde 40 hasta 80 pesos.

Después de comer puede darse la vuelta, aunque sólo sea por fuera de la casa colonial californiano ubicada sobre la calle Abasolo 902 y Diego de Montemayor.Se trata de una edificación que se encuentra en un buen estado de conservación en su fachada, pero con alteraciones en el segundo nivel.

Puede verla de lejecitos, pues actualmente es utilizada como oficinas de una empresa local.

Son edificaciones del Barrio Antiguo que de una manera u otra formarán parte del proyecto de regeneración del centro de Monterrey, que incluye al Barrio Antiguo.

El objetivo del Gobierno del Estado y del municipio de Monterrey es convertir estas calles en un lugar donde la gente pueda enriquecer su cultura.