14 de noviembre de 2013 / 12:32 a.m.

Sin triunfalismos ni excesos de confianza, el mediocampista Antonio Naelson "Sinha" tomó con mesura la goleada que consiguió hoy la selección mexicana de futbol 5-1 sobre Nueva Zelanda en el estadio Azteca.

Al terminar el encuentro de ida de la repesca intercontinental ante los "kiwis", el brasileño naturalizado mexicano dijo que el "Tri" hizo lo que debía y que afortunadamente le salieron las cosas, pero no deben sentirse ya con el boleto al Mundial Brasil 2014 en las manos, pues falta la vuelta.

"(La goleada 5-1) da tranquilidad para encarar el partido de vuelta, lo que se hizo hoy es una muestra de lo que se puede hacer".Para el mundialista en Alemania 2006, el futbol desplegado por el conjunto nacional esta tarde ante su afición "da tranquilidad de que aquí en casa se deja una buena imagen, pero cada partido es una historia distinta".

Al salir del vestidor de los "aztecas", antes de que el "Tri" viaje esta misma noche rumbo a Los Ángeles, California, para de ahí ir a Sidney, Australia, y finalmente llegar a Wellington, Nueva Zelanda, opinó que podrán viajar con alegría de que han hecho un buen primer juego, a falta del capítulo decisivo.

"Por lo menos en mi persona sí (salió satisfecho), el equipo trató de hacer goles por todas partes, estuvimos muy seguros atrás y eso fue importante".

Y agregó: "son cinco goles que te aumentan la autoestima, la confianza y la tranquilidad".

Notimex